25 de abril de 2013 / 09:22 p.m.

Ciudad de México • El PRI en el Senado presentó una iniciativa que busca sancionar a quienes usen de manera indebida las llamadas a los servicios de emergencia en el país.

El senador priista Omar Fayad aseguró que con esta iniciativa se busca penalizar a las personas que realicen llamadas de “broma” a los servicios de protección civil, Cruz Roja, bomberos o personal médico. “A partir de esta iniciativa habrá penas privativas de la libertad y existirá mucho más respeto por parte de la sociedad”, dijo.

Dio a conocer que según datos de la Cruz Roja Mexicana, de las 5 millones 500 mil llamadas que se reciben anualmente, 70 por ciento son falsas, es decir, casi 4 millones. Lo que provoca que se pierdan 3 mil quinientos pesos por movilización de cada ambulancia.

Con ello, buscan reforzar la seguridad pública del país para que se haga responsable a cualquier persona que cometa dicha infracción. Dijo que actualmente se cuenta con los mecanismos suficientes para lograr la localización de las llamadas.

"Con la tecnología que tiene ahora, por ejemplo en los C4 del país, podremos rastrear fácilmente las llamadas falsas que se realicen a las instituciones. Si se aprueba, la policía y los órganos de inteligencia podrán intervenir en la investigación, análisis y seguimiento del caso".

En caso de ser aprobada la iniciativa, que sería un cambio al Código Penal Federal, la autoridad tendría la responsabilidad de hacerse cargo de la inteligencia para prevenir este tipo de llamadas, "entonces la Cruz Roja, por ejemplo, podrá pedir la intervención de las autoridades para detectar y tipificar el delito".

La iniciativa de ley propone penas privativas de la libertad de uno a seis meses y multa de cincuenta a trescientos días de salario mínimo. Y en caso de que la llamada provoque la movilización de elementos de Protección Civil, Cruz Roja, bomberos, fuerzas armadas u otro similar, se aumentará un tercio la pena prevista.

Cuando se provoque daños o pérdidas materiales, se aplicarían de seis a un año de prisión y multa de 500 a mil días de salario mínimo.

ANGÉLICA MERCADO, OMAR BRITO E IVÁN VILLAVICENCIO