10 de abril de 2013 / 01:41 p.m.

 Los líderes de diputados de PRI, Manlio Fabio Beltrones; de PAN, Luis Alberto Villarreal; de PVEM, Arturo Escobar, y de Nueva Alianza, Sanjuana Cerda, presentaron una iniciativa de reformas constitucionales para acotar el arraigo y reducir su temporalidad de 40 a 20 días.

El proyecto prevé, además, condicionar el arraigo a que el Ministerio Público acredite indicios de actos delictivos vinculados con la delincuencia organizada, más allá de la presunción.

La vigencia de la medida cautelar es actualmente de 40 días, con la posibilidad de ampliarlo 40 más, mientras que la iniciativa plantea un plazo de 20 días y una prórroga máxima de otros 20.

La propuesta de modificaciones y adiciones al artículo 16 constitucional prevé, asimismo, la ampliación de hasta 72 horas en la retención de los probables responsables de algún delito, antes de que el Ministerio Público consigne los casos ante un juez.

Para delitos comunes, el plazo vigente es de 48 horas, en tanto para asuntos vinculados a la delincuencia organizada es de 96.

Al presentar la iniciativa en tribuna, el legislador priista Héctor Gutiérrez de la Garza subrayó la urgencia de modificar los alcances del arraigo y evitar en lo sucesivo cualquier abuso.

Sobre el tema, la PGR informó que seguirá usando, aunque en menor medida, la figura del arraigo, porque es la única herramienta con la que cuenta en estos momentos para reforzar sus investigaciones.

La medida cautelar se ha utilizado en pocos asuntos, aseguró el subprocurador de Derechos Humanos de la dependencia, Ricardo García Cervantes, quien reconoció que no es lo ideal, pero tampoco se le puede dar por decreto una instrucción al Ministerio Público federal para que deje de utilizarla.

Al término del foro Los derechos humanos en el nuevo bloque de constitucionalidad, acto que tuvo como propósito recoger propuestas para incluirlas en el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, el funcionario comentó que esos arraigos no han durado los 40 días de ley y menos se solicitaron ampliaciones.

García Cervantes señaló que en breve se darán a conocer informes que demuestran que existe voluntad política de ir eliminando esa figura e ir incrementando la práctica de sustentar una acusación en una investigación científica.

— FERNANDO DAMIÁN, ISRAEL NAVARRO Y RUBÉN MOSSO