5 de junio de 2013 / 01:25 p.m.

Ciudad de México • Al año mueren en México cerca de 14 mil personas por problemas generados por la contaminación, por eso organizaciones no gubernamentales se unieron y presentaron diversas propuestas a la Federación para mejorar la calidad del aire en el país.

Las propuestas tienen el objetivo de lograr que la calidad del aire mejore y la prevención de sus impactos en la salud y los ecosistemas.

Bicitekas, Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), Centro de Transporte Sustentable EMBARQ México (CTS EMBARQ México), Colectivo Ecologista Jalisco (CEJ), El Poder del Consumidor, Fundación Tláloc, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) y la Red por los Derechos de la Infancia (REDIM) presentaron las propuestas denominadas “Hacia Ciudades Saludables y Competitivas: Moviéndose por un Aire Limpio.”

Algunas de las recomendaciones son actualizar la norma de calidad de combustibles NOM 086 o la que está elaborando Sener (que aún no tiene número); actualizar las normas de tecnologías de control de emisiones alineadas a las mejores prácticas internacionales (NOM 042 y 044); así como las normas de salud ambiental de contaminantes criterio (NOM 020, 021, 022, 023 y 025).

También piden crear la norma concentración de Benceno, Tolueno, Etilbenceno y Xileno (NOM-258 BTEX); generar incentivos para la renovación de la flota vehicular; crear instrumentos e incentivos para la mejora ambiental de los autobuses urbanos; eliminación progresiva de los subsidios a los combustibles.

Otras son apoyar el desarrollo de sistemas de Transporte Público Integral de calidad, lograr una reducción del uso del automóvil en zonas metropolitana; hacer más eficiente el transporte de carga; y fomentar el crecimiento urbano compacto y el desarrollo orientado al transporte.

Gerardo Moncada, especialista en transporte y medio ambiente de la asociación El Poder del Consumidor, dijo que esas propuestas buscan dar un enfoque integral, para que puedan generarse políticas públicas que las hagan saludables y competitivas con el resto del mundo.

"Esperamos que las diferentes secretarías de estado involucradas en este tema puedan tener elementos y los retomen para incorporarlos a sus políticas dirigidas a las distintas ciudades de México", dijo.

También incluye iniciativas de participación ciudadana y fortalecimiento de la investigación científica, para analizar el impacto de la calidad del aire en la salud de la población.

Las asociaciones fueron recibidas por Ana María Contreras, directora de gestión del aire en la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, así como por el director de Atención Ciudadana de la Presidencia, Carlos Eduardo Romero Castro.

El Instituto Nacional de Ecología estima que en México murieron 38 mil personas entre 2001 y 2005 por afectaciones relacionadas con la exposición a la contaminación atmosférica, como son cáncer de pulmón, enfermedades cardiopulmonares e infecciones respiratorias.

La normatividad mexicana para los contaminantes criterios (ozono, partículas, dióxido de nitrógeno, dióxido de azufre y monóxido de carbono) no ha sido actualizada oportunamente.

Pro ello, los límites para dichos contaminantes superan los que recomienda la Organización Mundial de la Salud en 1,340% para el dióxido de azufre, en 50% para ozono, en 140% para partículas menores de 10 micras (PM10) y en 160% para partículas menores de 2.5 micras (PM2.5).

ILICH VALDEZ