NOTIMEX
26 de julio de 2013 / 01:11 p.m.

Ciudad de México• El senador perredista Mario Delgado consideró que es tiempo de que en México se debata el tema de la legalización del consumo de la mariguana, por lo que presentará una iniciativa que regule el uso medicinal de dicha hierba.

Durante su intervención en el foro "El Debate de las Drogas en la Ciudad de México: Legalización", que se llevó a cabo en el Senado, el presidente de la Comisión del Distrito Federal comentó que dicha iniciativa pretende cambiar la perspectiva de las drogas en el país.

En este sentido, planteó la posibilidad de crear clubes de usuarios o de consumo, a fin de no criminalizar a los consumidores del mencionado enervante.

Insistió en que "debemos debatir sobre el consumo de la marihuana en México, para que deje de ser un problema criminal y se visualice con un enfoque de salud pública que garantice el respeto a los derechos sobre las decisiones personales".

A su vez, la directora de Proyectos Estratégicos de la Secretaría de Salud capitalina, Magdalena Patlán, advirtió que si la legislación que se genere es malinterpretada y facilita el consumo de la citada droga, las autoridades atenderían por adicción a por lo menos 15 mil personas en la capital.

Es decir, explicó, se daría atención a 44 usuarios diarios y el costo para su tratamiento se estima en 35 mil pesos al día por persona.

Por ello, dijo, se deben establecer "candados" para impedir el consumo nocivo de la marihuana en la población más susceptible que se encuentra entre 15 y 19 años de edad."No estamos contra los derechos individuales de los ciudadanos; sin embargo, para poder aspirar a una sociedad libre de adicciones es preciso reforzar los programas preventivos en escuelas y lugares de trabajo", señaló.

La asambleísta Esthela Damián mencionó en su oportunidad que es tiempo de comenzar el debate para generar una política pública de drogas sin miedos ni estigmas que tenga una consideración extraordinariamente científica en materia de salud.

El Distrito Federal, sostuvo, tiene facultades para legislar sobre ese tema, por lo que las autoridades locales no pueden seguir fingiendo sobre la legalización de la cannabis, con el argumento de que se puede permitir su consumo, pero no decir cómo y dónde adquirirla.

En su intervención, el director general del Instituto para la Atención y Prevención de las Adicciones, Rafael Camacho Solís, mencionó que con la legalización regulada de la marihuana, no es seguro que disminuya la violencia.

La coordinadora del Programa Latinoamericano para la Reforma de la Política de Drogas, Lisa Sánchez, expuso que el mercado de las drogas ilícitas está totalmente en manos de organizaciones criminales transnacionales que tienen el poder económico y de fuego para retar al Estado.

Al respecto, aseveró que la regulación implica el establecimiento de controles estrictos a la producción, productos, puntos de venta, expendedores, a la mercadotecnia y acceso, "ya que es inaceptable que se siga dejando la totalidad de este mercado en manos del crimen organizado".