NOTIMEX
29 de agosto de 2015 / 03:37 p.m.

Guatemala.- El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, se negó hoy a asistir a la Comisión Pesquisidora del Congreso ante la que respondería a acusaciones sobre su presunta participación en una red de corrupción, al argumentar una “doble persecución”.

A través de su abogado, César Calderón, en mandatario envió una declaración escrita a la comisión legislativa, que realiza su proceso de antejuicio.

Calderón, quien llegó al Congreso momentos antes de que iniciara la reunión de la Comisión Pesquisidora, consideró que las escuchas telefónicas que involucrarían al mandatario en una red criminal denominada La Línea no tienen sustento.

Las escuchas, en las que registra la voz de Pérez Molina, sólo muestran al mandatario “coordinando operaciones de cualquier naturaleza (...) y eso no lo compromete" ni lo vincula al caso La Línea, afirmó el abogado.

La Fiscalía Especial Contra la Impunidad en Guatemala del Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), dependiente de Naciones Unidas, pidieron un antejuicio para retirar la inmunidad al presidente Pérez Molina.

Para ello presentaron varias grabaciones de conversaciones telefónicas en las que se hace referencia al “Mero, Mero, el 1, el dueño de la Finca y el Presidente”.

En un primer proceso de antejuicio solicitado por el diputado Amílcar Pop, el mandatario tampoco asistió y en la ocasión envió un informe circunstanciado.

Pérez Molina señaló este sábado en su declaración escrita que no se puede perseguir a una persona dos veces por el mismo hecho, y arguyó que ya afrontó un antejuicio por el caso de corrupción y defraudación aduanera de La Línea, planteado por el diputado Pop.

Dicho trámite de ese antejuicio está estancado en el Congreso, pues no ha logrado el voto de 105 diputados para que le sea retirada la inmunidad a Pérez Molina.

Luego de la lectura de la declaración de Pérez Molina, hecha este sábado por el secretario de la comisión, el diputado Jorge Mario Barrios, suspendió la sesión el presidente de la comisión, Mario Linares.

En rueda de prensa, Linares informó que los diputados se reunirán a puerta cerrada para elaborar el informe en el que expresarán su recomendación al pleno sobre retirar o no la inmunidad a Pérez Molina.

Los legisladores de la comisión pesquisidora trabajarán este sábado y mañana domingo sobre el antejuicio, y se prevé que el lunes presenten el informe al pleno del Congreso, para que decida sobre el antejuicio.

En caso de que se apruebe el levantamiento de la inmunidad, el presidente Pérez Molina sería sometido a los tribunales.

En el caso de La Línea están bajo juicio exfuncionarios de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) y empresarios que se dedicaban al contrabando y la defraudación tributaria.

La investigación alcanzó a la vicepresidenta de Guatemala, Roxana Baldetti, quien renunció al cargo y está detenida acusada de los delitos de asociación ilícita, caso especial de defraudación aduanera y cohecho pasivo.

Durante los últimos días, miles de guatemaltecos han salido a las calles a protestar y exigir la renuncia de Pérez Molina para que responda ante las autoridades judiciales, incluso la fiscal general del país Thelma Aldana consideró necesaria la renuncia del mandatario.