18 de noviembre de 2014 / 09:46 p.m.

Houston.- Texas planea permitir bodas dentro de las prisiones entre un recluso y alguien que esté en libertad, revelaron las autoridades el martes.

Tradicionalmente, los presos en Texas han sido autorizados a casarse por poder, lo que significa que alguien representa al prisionero en una ceremonia que se realiza fuera de prisión. Pero el año pasado entró en vigencia una ley estatal que exige que los dos contrayentes estén presentes en una boda y tuvo la consecuencia inesperada de impedir las bodas por poder en las prisiones. A la vez, fallos de la Corte Suprema han confirmado el derecho de los prisioneros a casarse.

Las autoridades de prisiones dijeron que están adaptándose a las reglas nuevas.

"Dadas las restricciones y comprendiendo que los presos tienen el derecho legal a casarse, la agencia está elaborando normas que permitan a un recluso casarse con una persona no encarcelada dentro de nuestras instalaciones", dijo el vocero Jason Clark.

Las autoridades del sistema penitenciario han prohibido hasta ahora las bodas dentro de las prisiones por considerarlas un riesgo de seguridad. No se anunció cuándo se implementará la nueva norma.

Rebecca L. Robertson, directora legal y política de la Unión Americana de Derechos Civiles en Texas, dijo que el Departamento de Justicia del estado estaba haciendo lo correcto.

"Sabemos que los prisioneros con firmes relaciones familiares tienen más probabilidad de salir adelante cuando quedan en libertad y permitir que los prisioneros se casen es un medio importante de estimular y apoyar esos lazos familiares", dijo.

Según los planes, las bodas deben cumplir los requisitos para las visitas a la prisión y el estatus del prisionero, y no contempla actividades especiales. Por ejemplo, un condenado a muerte no tiene derecho a ningún contacto exterior. Aunque el recluso puede casarse, quedaría separado mediante un vidrio del cónyuge sin poder tener ningún contacto físico.

Solamente podrán asistir los contrayentes y la persona que dirija la ceremonia, aunque los capellanes de la prisión no participarán, dijo Clark.

Las reglas en vigor tampoco permiten visitas conyugales.

Clark dijo que la noticia de que el asesino múltiple Charles Manson planeara casarse en California fue sólo una coincidencia con los planes de Texas. California permite las bodas en prisión.

 

FOTO: Reuters

AP