1 de abril de 2013 / 09:19 p.m.

 

Ciudad de México • El coordinador del PRD en el Senado, Miguel Barbosa, adelantó que la minuta de Ley de Telecomunicaciones tendrá modificaciones y por ello se prevé que sea devuelta a la Cámara de Diputados.

La minuta, recibida esta mañana en el Senado, será turnada mañana a comisiones y Barbosa ratificó que pasará por un proceso de consulta con expertos, funcionarios y empresarios del sector, al rechazar las acusaciones del presidente de Acción Nacional, Gustavo Madero, que no aprobarla es hacerse cómplices de los poderes fácticos.

En conferencia de prensa, Barbosa Huerta hizo cuentas de cuántos votos se necesitarían para sacar esta reforma por consenso y consideró que será complicado alcanzar los 86 votos necesarios para sacar adelante, con dos tercios de los 128 legisladores presentes, esta minuta como la mandaron los diputados.

“"En esa condición vamos nosotros a abordar el tema de telecomunicaciones, por eso estoy dando el marco. En el Senado yo califico que es una Cámara estable, madura, de integrantes, mujeres y hombres muy cuajados en el asunto político y en el asunto legislativo, y que por tanto una reforma de telecomunicaciones, aun con lo importante que es, no se le puede pedir al Senado una aprobación ‘fast track’, una aprobación al vapor, una aprobación sin discusión, y por tanto los grupos van a asumir una posición de construcción"”.

Agregó que ve muy difícil que no pueda haber cambios en el Senado, “"encuentro alta posibilidad de que pueda haberlos, porque son las opiniones de los legisladores"”.

Dijo que, por ejemplo, se revisarán las atribuciones de la Cofetel para dotarlo de la autonomía suficiente para que ejerza de manera plena los cambios.

Asimismo, se revisará cómo quedó el must carry y el must offer para que pueda ser útil a la sociedad, que se incluya la iniciativa de Internet gratis para todos, “y desde luego queremos revisar el conjunto de esta reforma para generar una auténtica competencia”.

En ese sentido, Barbosa rechazó los señalamientos del dirigente panista Gustavo Madero, de que quien no la apruebe es cómplice de los poderes fácticos.

Diría que se ha construido una especulación sobre la influencia de los llamados poderes fácticos en ese tema, pero es más un asunto de especulación, porque no los ves interesados en influir en las bancadas.

“"No los veo o les pidieron que no influyeran en las bancadas, porque bien pudo haber sido una petición del propio gobierno, no se muevan, pero se equivocan también los poderes fácticos porque nosotros no legislamos en función de ellos, ni para bien ni para mal. Queremos construir una buena ley"”.

Apuntó que Madero hizo una opinión inadecuada, porque no se trata de la mejor reforma, sino la posible y si hay que apoyarla no es pensando estar en contra de los poderes fácticos, sino en elaborar la buena ley.

ANGÉLICA MERCADO