FERNANDO DAMIÁN
21 de julio de 2013 / 04:15 p.m.

Ciudad de México • La fracción del PRI en la Cámara de Diputados va por un debate informado, sensato y libre de prejuicios sobre la reforma energética, cuya discusión resulta urgente e impostergable para recuperar el dinamismo del crecimiento económico y la inversión productiva.

Así lo advirtió Manlio Fabio Beltrones, coordinador de la bancada priista en el Palacio de San Lázaro, quien llamó a iniciar un debate parlamentario en el que prevalezca el interés nacional y no se condicione el curso de las reformas económicas.

Dio así la bienvenida a la propuesta de reforma energética del PAN y dijo que su partido estará pendiente de su presentación formal ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión.

"No está a debate la propiedad del Estado mexicano de los recursos energéticos, como establece el artículo 27 constitucional, pero debemos considerar la asociación con empresas del sector privado, nacional y foráneo, si deseamos alcanzar su explotación racional y sustentable", puntualizó Beltrones.

En su comunicado de prensa, el legislador subrayó que de poco sirve disponer de reservas de petróleo y gas en el subsuelo, cuando no podemos explotarlas en beneficio de los mexicanos, de la seguridad energética del país y de la competitividad del aparato productivo, ni reducir el precio de los combustibles a favor de las familias y de las empresas.

Por ello, insistió, "vamos por un debate informado, sensato y libre de prejuicios, y por una reforma energética que beneficie a las generaciones presentes y futuras con el aprovechamiento de un recurso que pertenece a todos los mexicanos".