Óscar Rodríguez 
10 de julio de 2013 / 12:56 a.m.

Oaxaca • El senador panista Roberto Gil Zuarth, afirmó que la discusión de las reformas estructurales que se abordan en el Pacto por México podrían quedar en suspenso si el Partido Revolucionario Institucional (PRI) no respeta el triunfo que tuvo la coalición PAN - PRD en Baja California.

“Yo le digo desde aquí al PRI que tiene una decisión en la mesa, o quiere construir el clima de civilidad que se necesita para construir las reformas estructurales que se discuten en el Pacto por México o quiere impugnar los resultados de Baja California, y aquí hay posiciones contradictorias, no van a ganar en la mesa lo que perdieron en las urnas.

Y si escogen el camino de la impugnación en Baja California, se suspenderá el dialogo político rumbo a las reformas”.

El senador afirmó que no se puede ir al diálogo en dos partes, y advirtió “El Pacto por México debe quedarse en suspenso, si el PRI decide intentar ganar en la mesa lo que no ganó en las urnas”.

Gil Zuarth dijo que el PRI volvió a incurrir en irregularidades y acusó de “cochinero” lo reportado en Oaxaca, Sinaloa, Torreón y en Quintana Roo donde le fue arrebatado el triunfo a sus candidatos por la intromisión indebida de los gobernadores de tales estado en los comicios con policías.

Incluso, acusó, “hubo más de 15 levantones en Torreón y en la elección en Gómez Palacios, donde hubo una intromisión indebida, abusos, y excesos autoritarios de los gobernadores priistas, con la tolerancia del gobierno de Enrique Peña Nieto.

Indicó que el gobierno federal no hizo nada para evitar que el proceso electoral, que se llevó a cabo en 14 estados, fuera el más violento de los últimos 20 años.

En el caso Oaxaca, le dio un plazo al Consejo General del Instituto Estatal Electoral para que acepte la queja presentada por las irregularidades y se abran los paquetes electorales para hacer la revisión acta por acta y voto por voto de la elección de la capital.

Respecto al futuro de la dirigencia nacional del PAN Gil Zuarth adelantó que la Asamblea Nacional de Acción Nacional se realizará el 9 agosto y ahí se discutirá el método para decidir a su nuevo dirigente, aunque no descarto la posibilidad de que Gustavo Madero pueda reelegirse.

Además, dijo que seguramente se discutirá una reforma profunda a los estatutos para nombrar de manera efectiva a su nuevo jerarca.

Sin embargo, afirmó que internamente el PAN y los panistas deben reunirse para redefinir la postura que deben mostrar como oposición ante la regresión autoritaria y de barbarie del nuevo régimen priista.

También habrá de discutirse la posición que deberá asumir el PAN ante la intromisión clara que hacen los gobiernos de los estados, en las elecciones, lo que obliga a discutir una nueva reforma política para México.