9 de julio de 2013 / 05:54 p.m.

Ciudad de México • El presidente del CEN del PRI, César Camacho Quiroz afirmó que cuando los resultados de las elecciones sean oficiales y apegados a la ley, su partido habrá de reconocerlos y añadió que en el caso de Baja California aún "no hay nada para nadie".

"Nosotros no somos demócratas selectivos, de los que solamente reconocen la legalidad de un proceso cuando les favorece", añadió a través de un comunicado.

Dijo que en el caso de Baja California se padece "la deficiencia en el desempeño de una empresa que salió de muy mala calidad, que fue la encargada de levantar el programa de resultados electorales y ahora la consecuencia es la incertidumbre que da la espera de resultados hasta el miércoles, fecha en que se realizará el cómputo distrital.

"Hasta ahora en la elección de gobernador nosotros preferimos, dado lo cerrada de la competencia, esperarnos a que se recabe la totalidad de las copias de nuestras propias actas, para saber qué terreno estamos pisando", por lo pronto, en esa elección no hay "nada para nadie".

Reconoció que hubo imprecisiones en los resultados que presentaron las empresas contratadas para definir a través de las encuestas de salida las primeras tendencias electorales.

En ese sentido señaló que "dichas empresas daban una ventaja ligera y muy apretada al candidato del PRI, que no sería un absurdo ni un sinsentido, porque ya se preveía un escenario apretado".

Los escenarios de triunfo que dieron al PRI dichas empresas, eran coincidentes con las previsiones previas, por ello fue que en ningún momento se habló de grandes ventajas sino de importantes elementos para el optimismo sobre el triunfo del PRI.

Por otra parte, César Camacho lamentó "el escaso si no es que mulo profesionalismo de la empresa a la que contrató el Instituto Electoral para desarrollar el Programa de Resultados Electorales Preliminares, que resultó ser una empresa chambona, a pesar de que no eran resultados oficiales".

El dirigente del PRI señaló que cuando informó a la opinión pública del triunfo del candidato del tricolor, fue porque era una información consistente, pero transcurridas las horas, "ya no digo que ganamos, no digo que perdimos, prefiero ser conservador, porque en aquel momento las encuestas de salida así lo preveían".

Por lo que hace al PREP, indicó que deben fincarse responsabilidades en contra de la empresa que se contrató para dar ese servicio y que se revise la licitación o la forma en que se contrató, pues hizo muy mal su trabajo, ya sea por falta de capacidad o tecnología, lo que restó o dañó la calidad de estos comicios de la mayor importancia.

Agregó que los comicios del domingo "nos dejan a todos muy buenas lecciones: los ciudadanos que se fijan muy bien a quién darle su voto. Que nuestras propuestas nos llevaron a ganar nueve de 13 capitales de estado que estaban en juego; así como varios congresos locales en los que ratificamos o recuperamos la mayoría parlamentaria".

César Camacho insistió en que el balance es positivo y seguiremos trabajando para corregir o bien solidificar lo que se hizo bien".

Finalmente, señaló que "en cada elección hay un reto distinto, significa que en democracia nadie gana ni pierde para siempre y que por ello en cada elección, partidos y candidatos debemos renovarnos y trabajar, porque el voto es volátil".

NOTIMEX