19 de febrero de 2013 / 01:44 a.m.

Ciudad de México.-• La pérdida de la identidad nacional tiene su reflejo en una crisis de valores cuyas consecuencias se aprecian en la calle en forma de violencia y delincuencia organizada, dijo la secretaria de Cultura del CEN del PRI, Beatriz Pagés.

“"Las consecuencias de ese abandono, de ese menosprecio a los símbolos, a lo que nos arraiga y da identidad, lo tenemos hoy en las calles y en el campo en forma de violencia y delincuencia organizada, y tiene su reflejo más importante en una crisis de valores que destruye familias, comunidades enteras y la vida de muchos jóvenes entregados a las adicciones"”, precisó.

Al encabezar la conmemoración del Día de la Bandera Nacional, a nombre del presidente del CEN, César Camacho, la dirigente comentó que la bandera es síntesis del Estado mexicano y la expresión de la emoción nacional; “"es el pasado pero también el futuro. Podemos vivir sin ella, pero es imposible trazar un mañana y un proyecto de nación, al margen de su significado y existencia"”.

Frente a trabajadores, militantes, dirigentes del partido y alumnos de la Escuela Primaria “"Dinamarca"” y acompañada por la secretaria de Acción Indígena, Narcedalia Ramírez Pineda, Pagés destacó que rendir honores a la bandera nacional y a los símbolos patrios se ha convertido en el país en una práctica secundaria.

“"Los mexicanos nos hemos olvidado de la historia, de los héroes y de sus conquistas. Y es que un día alguien nos dijo que eso no era moderno, que para incorporarnos al progreso teníamos que olvidarnos de nosotros mismos"”, subrayó.

La secretaria de Cultura puntualizó que un conjunto de factores nos llevó incluso a avergonzarnos de nuestro pasado y, como consecuencia, se dejó de cantar el Himno Nacional y de izar la bandera, y los maestros dejaron de llevar a los alumnos a las plazas públicas para honrar a los mexicanos ilustres.

“"Las consecuencias de ese abandono, de ese menosprecio a los símbolos, a lo que nos arraiga y da identidad, lo tenemos hoy en las calles y en el campo en forma de violencia y delincuencia organizada, y tiene su reflejo más importante en una crisis de valores que destruye familias, comunidades enteras y la vida de muchos jóvenes entregados a las adicciones"”, indicó.

Pagés recordó que el PRI es el único partido resultado de tres gestas históricas, y advirtió que durante 12 años de conservadurismo los valores de la Reforma y la Revolución trataron de ser sepultados.

“"Si nosotros no reivindicamos esos valores, si nosotros no defendemos nuestra identidad, nadie lo hará, y de hacerlo depende no sólo la fortaleza y viabilidad de este partido, sino de la nación entera"”, subrayó.

Al concluir su intervención, la secretaria de Cultura informó que durante toda la semana el PRI efectuará homenajes a la bandera en diversas entidades del país e invitó a los asistentes a la sede nacional priista a darse cita nuevamente el primer lunes de cada mes, para rendir honores al lábaro patrio “"como un acto de conciencia y de unidad"”.

Durante el evento se realizaron honores a la bandera con la participación de la escolta del Colegio Militarizado Alarid, se entonaron poemas y se presentó un concierto de guitarra.

SILVIA ARELLANO