22 de agosto de 2013 / 06:26 p.m.

Ciudad de México • El presidente de la Cámara de Diputados, Francisco Arroyo Vieyra, informó que el PRI y el PRD fueron los partidos que le solicitaron bajar de la agenda del día la ley para que los maestros sean evaluados, llamada Ley General del Servicio Profesional Docente.

En una entrevista con Azucena Uresti para Milenio Radio, el legislador contó que integrantes de la Junta de Coordinación Política y de la Comisión de Educación le enviaron un documento para pedirle formalmente que modificara la agenda, explicando que se estaba construyendo un adéndum.

-¿El documento donde le pedían bajar la ley lo firmaba también el PAN?

“No, ese no lo firmaba el PAN. El resto de los partidos”.

Diputados sesionaron ayer en una sede alterna a San Lázaro, luego de que maestros sitiaran las instalaciones legislativas. En la madrugada, los legisladores avalaron la Ley General de Educación y la Ley del Instituto Nacional de Evaluación, pero no discutieron la Ley General del Servicio Profesional Docente, que finalmente se quedó en comisiones.

“A mí me mandan un documento en donde me dicen ‘baja esto’ y lo bajo porque el derecho parlamentario tiene un fin superior, que es que los acuerdos se logren”, explicó Arroyo Vieyra.

Respecto a la sesión del día, el priista dijo que se citó nuevamente en la sede alterna, aunque confió en que los maestros “entren en razón” y permitan la entrada al Palacio Legislativo de San Lázaro.

“Yo esperaría que si las condiciones se dan poder avisar a los diputados que nos vemos en San Lázaro”, dijo.

Sobre las manifestaciones de los integrantes de la CNTE, Arroyo advirtió: “Yo lo que creo es que cambiar las malas costumbres de muchos años está costando mucho trabajo, que vencer reticencias está costando mucho trabajo, que tratar de tener una mejor educación está costando mucho trabajo. Pero les voy a decir una cosa: tenemos que seguir intentándolo”

REDACCIÓN