AP
5 de diciembre de 2016 / 08:39 a.m.

TOKIO.- El primer ministro japonés, Shinzo Abe, anunció el lunes que visitará Pearl Harbor con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a finales de este mes.

Ningún primer ministro japonés en el cargo ha visitado la base naval estadounidense en Hawaii, atacada por Japón en 1941 en una ofensiva que desencadenó la entrada de Estados Unidos en la II Guerra Mundial.

El inesperado anuncio llegó dos días antes del 75to aniversario del ataque y seis meses después de que Obama se convirtiera en el primer presidente estadounidense en el cargo que visita el monumento a las víctimas de la bomba nuclear lanzada por Estados Unidos sobre Hiroshima al final de la II Guerra Mundial.

En un breve comunicado, Abe indicó que visitará Hawaii el 26 y el 27 de diciembre para rezar por los caídos en Pearl Harbor y celebrar una última reunión allí con Obama antes de que el mandatario estadounidense deje el cargo.

"Nunca debemos repetir la tragedia de la guerra", dijo a la prensa. "Me gustaría transmitir este compromiso. Al mismo tiempo, me gustaría transmitir un mensaje de reconciliación entre Japón y Estados Unidos".

La Casa Blanca confirmó que hay una reunión prevista el 27 de diciembre y señaló que "la visita de los dos líderes reflejará el poder de la reconciliación que ha convertido a antiguos adversarios en los más estrechos aliados, unidos por intereses comunes y valores compartidos".

Más de 2.300 militares estadounidenses murieron en el ataque aéreo, que se recordará el miércoles con un acto en un muelle desde el que se ve el puerto. A las 7:55 de la mañana se guardará un minuto de silencio, la hora a la que los aviones japoneses alcanzaron su primer objetivo.

En las siete décadas pasadas desde el final de la guerra, Estados Unidos y Japón se han convertido en grandes aliados, mientras Japón se reconstruía para alcanzar la categoría de potencia económica. Es una de las reconciliaciones de antiguos enemigos más llamativa de la historia mundial.

"Nuestras conversaciones en Hawaii serán un oportunidad de mostrarle al resto del mundo nuestra más fuerte alianza en el futuro", dijo Abe.