12 de mayo de 2013 / 08:30 p.m.

Ciudad de México • La fracción del PRD en la Cámara de Diputados analizará con responsabilidad, pero sin prisas ni presiones, la reforma financiera emanada del Pacto por México.

Así lo advirtió el coordinador de la bancada perredista en el Palacio de San Lázaro, Silvano Aureoles, al señalar que los beneficios de dicha reforma deberán ser para toda la población y no para un grupo en particular.

Apeló por ello a la responsabilidad de las otras fuerzas políticas para abrirse al diálogo y a la discusión respecto a ese tema.

Aureoles secundó al dirigente nacional del PRD, Jesús Zambrano, quien sostuvo que en México prevalece una banca privada caracterizada por velar únicamente por sus intereses y obstruir el desarrollo nacional.

Por ello, insistió, “en el PRD estamos a favor del desarrollo del país, pero no será con prisas ni presiones como debamos aprobar una reforma de esta envergadura, ya que está de por medio el bienestar y la estabilidad económica de las familias mexicanas”.

Admitió que si bien la situación económica y financiera del país demanda urgentemente una reforma para tener mayores posibilidades de desarrollo, ésta no debe darse sin llevar a cabo un análisis profundo y responsable.

Dijo que la reforma financiera debe cumplir los requerimientos necesarios para dar estabilidad al país y mejorar la situación económica de las familias.

FERNANDO DAMIÁN