AP
19 de mayo de 2015 / 10:33 a.m.

Kabul.- Un grupo de 11 policías afganos fueron condenados el martes a un año de prisión por su papel en el asesinato de una mujer que fue linchada en Kabul.

El juez Safiulá Moyadedi, presidente del tribunal de primera instancia de Afganistán, les declaró culpables de omisión del deber. Otros ocho fueron absueltos por falta de pruebas.

Había un total de 19 policías entre las 49 personas acusadas por la muerte de Farjunda, una mujer de 27 años asesinada de forma brutal en Kabul el 19 de marzo, tras ser falsamente acusada de quemar un Corán. Como muchos afganos, solo tenía un nombre.

El ataque provocó protestas en Afganistán y tuvo eco en todo el mundo, al reflejar la brutalidad a la que se enfrentan las mujeres en la conservadora sociedad afgana.

Cuatro acusados fueron condenados a muerte este mes, ocho a 16 años de prisión y 18 fueron liberados por falta de pruebas.

La familia de Farjunda no estaba en el tribunal para escuchar el veredicto porque no se les había anunciado cuándo se emitiría, dijo el hermano de la víctima, Muyibulá. La familia tiene previsto contratar a un abogado y apelar las condenas.

LOS HECHOS

Una turba atacó a Farjunda luego de que un vendedor ambulante de amuletos la acusó de quemar un Corán. Previamente la joven se había enfrentado al hombre por vender sus mercancías a mujeres desesperadas por tener hijos.

Escalofriantes videos filmados con celulares registraron el horror de los últimos instantes de la vida de Farjunda, quien recibió puñetazos, patadas, golpes con tablas de madera, fue arrojada desde un tejado, atropellada por un auto y finalmente quemada a orillas del río Kabul.

Su muerte provocó protestas en Kabul, donde algunos participantes portaron mascaras con la imagen de su cara ensangrentada. Dolientes celebraron vigilias con velas en su memoria, incluso en Washington, durante una visita del presidente Ashraf Ghani a Estados Unidos.

Una investigación del gobierno afgano hallo más tarde que la mujer no había dañado una copia del libro sagrado del islam. Algunas figuras públicas y religiosas dijeron que el ataque habría estado justificado si hubiese atacado realmente un Corán.

El juicio fue emitido en directo por la televisión nacional, reflejando el amplio interés del público. Pero la velocidad con la que se anunciaron las primeras sentencias — tras solo dos días de vistas judiciales — enfadó a muchos, incluyendo a la familia de Farjunda.

La posterior demora a la hora de anunciar las condenas para la policía también provocó dudas sobre interferencias del cuerpo en el proceso.

"Ya hemos dicho que no estamos satisfechos con la decisión del juez", dijo Muyibulá. Todavía no se ha fijado una fecha para el juicio de apelación.