AP
20 de junio de 2016 / 02:14 p.m.

EU.- Una vacuna experimental para el virus del zika está por iniciar la fase de pruebas en humanos en las próximas semanas, tras recibir luz verde de funcionarios de salubridad en Estados Unidos.

La farmacéutica Inovio recibió autorización este lunes de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) para comenzar con las primeras fases de las pruebas de seguridad de su vacuna basada en ADN contra el virus propagado por mosquito.

Eso coloca a la compañía al frente de investigadores de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés), que han dicho que esperan comenzar a probar sus primeras vacunas contra el zika basadas en ADN dentro de unos meses.

La vacuna de Inovio tiene la intención de optimizar el sistema inmunológico para que luche contra el zika al introducir materia genéticamente alterada que simula el virus. Inovio reportó que los animales que fueron vacunados desarrollaron anticuerpos y células del sistema inmune que atacan al zika.

Disminuyen casos de microcefalia en Brasil
La infección del virus de zika en mujeres embarazadas es la causa de la malformación congénita conocida como microcefalia en los bebés | REUTERS

Los NIH trabajan para desarrollar una vacuna del zika al intercambiar el material genético de su vacuna experimental contra el virus del Nilo occidental.

Inovio y su socio, GenOne Life Science, planean comenzar en las próximas semanas un estudio con 30 personas para determinar la dosis segura de la vacuna. Los empleados de la compañía dijeron que esperan tener resultados del estudio para finales del año.

Actualmente no hay medicamentos ni vacunas certificadas para el zika.

Al final de cuentas, son grandes estudios los que determinarán la seguridad y efectividad del virus del zika. El qué tan rápido esos estudios puedan hacerse dependen en parte de si el zika se propaga extensamente en 2017.

El zika se propaga a través de la picadura de un mosquito tropical, el Aedes aegypti. En el mejor de los casos, solo causa una enfermedad leve y breve en la mayoría de la gente. Sin embargo, puede causar muerte fetal y serios defectos congénitos en niños nacidos de mujeres infectadas durante el embarazo.

Desde finales del año pasado, el zika se ha convertido en una epidemia en Latinoamérica y el Caribe. Las autoridades no esperan grandes brotes en el territorio continental de Estados Unidos, pero es probable que se presenten algunos casos al aumentar las temperaturas y se dispersen los mosquitos.