AP
14 de junio de 2016 / 12:59 p.m.

Estados Unidos.- "El problema son las armas", dijo el vocero de la oficina de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Rupert Colville, en relación al mortífero ataque a un club nocturno gay de Florida. 

"Los asesinos, que en muchos casos están claramente perturbados, tienen diferentes orígenes. No hay ninguna raza o religión que domine este tipo de actos", rechazó el portavoz ante la relación que en Estados Unidos se intenta hacer entre terroristas y musulmanes.

La ONU señaló que deplora la "falta de control sobre las armas" en Estados Unidos y exhorta a los gobernantes a "cumplir la obligación de proteger a sus ciudadanos".

El alto comisionado Zeid Ra'ad al-Hussein, criticó la "propaganda irresponsable a favor de las armas" según la cual éstas dan mayor seguridad a la sociedad "cuando todas las pruebas apuntan a lo contrario".

Dijo que la situación puso de relieve la facilidad para obtener armas, incluso fusiles de asalto como el utilizado por el autor de la masacre del domingo.

Zeid citó un informe de la ONU sobre armas emitido en abril, el cual revela con ejemplos cómo el control sobre las armas permitió una "drástica reducción de delitos violentos" en muchos países.