16 de abril de 2014 / 12:35 a.m.

Chile.- El juez Carlos Cerda, que tuvo la osadía de procesar a 40 militares en plena dictadura y luego encausó al ex dictador Augusto Pinochet por delitos de corrupción, recibió el martes el visto bueno del senado para ser magistrado de la Corte Suprema.

Cerda, de 70 años, recibió 30 votos a favor, ninguno en contra y dos abstenciones en la Cámara Alta. Otros seis intentos por llegar al máximo tribunal fueron rechazados por el Senado, con los votos de la derecha política.

Es reconocido por sus investigaciones en causas de derechos humanos, sobre todo violaciones cometidas durante la dictadura de Pinochet (1973-1990), que incluso le costaron sanciones de la Corte Suprema.

En 1985 encausó a 40 civiles y militares de la fuerza aérea, incluso a un ex comandante en jefe, por la desaparición de 10 militantes del Partido Socialista. Como se negó a sobreseer a los acusados por orden de la Corte Suprema, el máximo tribunal lo sancionó con una suspensión y con la rebaja de su sueldo a la mitad.

También le correspondió investigar en sus inicios el enriquecimiento ilícito de Pinochet, hasta que fue separado del caso durante un año y medio al ser acusado por la defensa del general de haber perdido la objetividad e independencia.

En 2007, ya muerto el ex dictador, Cerda procesó a su viuda, Lucía Hiriart, a los cinco hijos de la pareja y a 17 militares del entorno cercano de la familia por supuestamente ayudar a ocultar los dineros mal habidos. La Corte Suprema anuló más tarde los cargos contra los parientes del general.

AP