2 de mayo de 2013 / 10:35 p.m.

Ciudad de México • La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) retiró los sellos de suspensión colocados en el restaurante Máximo Bistrot, que fueron colocados el viernes pasado.

En un comunicado, la Profeco señaló que esto se debe a que el negocio cumplió con las observaciones realizadas por la dependencia.

Informó que nunca se efectuó la clausura del establecimiento, sino que éste permanecía cerrado por la decisión de los propietarios.

La dependencia dijo que las verificaciones permitieron constatar que el establecimiento presta un servicio bajo la modalidad de reservación, sin informar al consumidor los mecanismos para hacerlo, principalmente en la asignación de mesas.

También dijo que se ofrecen dentro de la carta-menú la venta de bebidas alcohólicas por botella, sin especificar el contenido neto al que corresponden.

Añadió que debido a que fueron corregidas estas observaciones, fue que se decidió retirar los sellos de suspensión.

El viernes pasado, la hija Humberto Benítez, titular de la Profeco, pidió la inspección del restaurante porque no le asignaron la mesa que deseaba; el lugar estuvo a punto de ser clausurado por funcionarios de la procuraduría.

Este caso se dio a conocer en las redes sociales como #LadyProfeco.

LUIS MORENO