NOTIMEX
12 de abril de 2017 / 03:07 p.m.

TAIPEI.- Taiwán reforzó sus leyes de protección animal, con lo cual se convirtió en la primera región de Asia que prohíbe la matanza de perros y gatos para el consumo humano, estableciendo penas de prisión y el pago de una multa hasta por más de ocho mil dólares para los infractores.

Las enmiendas a la Ley de Protección Animal fueron aprobadas por el Parlamento taiwanés para mejorar el bienestar de los animales después de que salieron a la luz pública varios casos de crueldad que generaron indignación popular y llamados por leyes más estrictas.

La legisladora Wang Yu-min, del partido Koumintang e impulsor de la iniciativa de reformas, aseguró que Taiwán es el primero en pasar una legislación así en el continente asiático y con ello demuestra que es una sociedad con el mejor bienestar animal.

Las nuevas normas castigan la matanza de perros y gatos con penas de hasta dos años de cárcel, así como la venta, compra y consumo de su carne con fuertes multas, pero también sanciona la tortura y el maltrato de estos animales, de acuerdo con reportes del diario taiwanés The China Post.

Entre los cambios aprobados por el Legislativo también se encuentra una prohibición para dueños de mascotas caninas, quienes deberán de evitar poner una correa a sus perros y tirar de ellos mientras conducen su automóvil o motocicleta, o bien caminar con ellos entre vehículos automotores.

Todos los infractores serán sujetos al pago de multas, pero para los reincidentes las penalizaciones se elevan de forma importante, hasta cinco millones de dólares, y podrían ser encarcelados hasta por cinco años.

Las enmiendas, que todavía tienen que ser firmadas en el Consejo de Ministros y la Oficina Presidencial, podrían entrar en vigor tan pronto como a finales de este mes.

El aumento de la conciencia del bienestar animal en Taiwán favoreció los esfuerzos de aquellos que buscaban el endurecimiento de las leyes de protección de los animales, ya que recientes casos de maltrato suscitaron gran indignación, pues los responsables podían evadir su responsabilidad fácilmente.