AP
2 de febrero de 2016 / 11:03 a.m.

Ciudad del Vaticano.- El papa Francisco expresó una gran admiración por China y se abstuvo de criticar la política china que promueve un solo hijo por matrimonio, en un intento por estrechar el distanciamiento de décadas con esa nación y abrir una nueva era de diálogo.

El Pontífice manifestó respeto y asombro por China, su cultura y su papel en el mundo, en una entrevista con el diario en línea Asia Times, de Hong Kong. La entrevista fue publicada el martes en ocasión del Año Nuevo Chino.

Francisco explicó su concepción de diálogo en el que los interlocutores no comprometen sus principios sino que deciden "caminar juntos" respetando las diferencias.

El Papa ha seguido el acercamiento a China iniciado por su predecesor Benedicto XVI. Las relaciones se cortaron en 1951 cuando los comunistas se adueñaron del poder.