1 de abril de 2013 / 06:11 p.m.

 

El presidente Enrique Peña Nieto dijo que el derecho es la base de la convivencia entre todos los particulares, y con la promulgación de la Ley de Amparo se da uno de los avances legislativos "“más importante en años"”.

""Hoy se renueva y revitaliza, cuando se centra la atención en los derechos del ser humano. El resultado de este trabajo es la unión de los poderes de la Unión"", sentenció.

El presidente presentó los tres puntos fundamentales que apoyarán a la ley de amparo.

1.-Se amplia la esfera de protección a los derechos, el juicio de amparo procederá en contra de quienes violen los derechos humanos reconocidos y los tratados internacionales.

“"Con ellos, los derechos humanos serán objeto de protección directa. Siempre que la norma, acto y omisión viole los derechos humanos. Con ello se tutela los derechos de todos los ciudadanos"”, dijo.

2.- Se eleva la eficacia de la justicia mexicana. La sentencia de todo amparo para efectos señalará con precisión los términos. Las promociones ya no se podrán realizar por línea.

""Se otorga la facultad excepcional para solicitar a la Corte acciones cuando se justifique para mantener el orden público"".

3.- Se fortalece a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, otorgando a los circuitos una autonomía. Ello permitirá dar mayor homogeneidad a los juicios.

""Se robustece el esquema de sanciones. En última instancia, la Corte podrá sancionar cuando se incumpla en una sentencia de amparo"", detalló.

El Poder Judicial de la Federación y los litigantes, dijo, corresponde aplicar la ley como debe ser una práctica efectiva en el actuar cotidiano.

Redacción