MIRIAM CASTILLO, ENVIADA
6 de septiembre de 2013 / 01:13 p.m.

San Petersburgo • El presidente Enrique Peña se pronunció por una ruta de transformaciones a nivel internacional para generar empleos de calidad en todo el mundo. Consideró como “inconcebible e inadmisible” que en la era más moderna, las economías no puedan concretar la creación de trabajos para las generaciones jóvenes.

 

Durante su participación en un encuentro con los grupos L20 y B20, en la Cumbre realizada en San Petersburgo, el presidente Enrique Peña dijo que México se adhiere a la ruta en la que se fijarán cambios estructurales para que haya un desarrollo viable y colectivo.

 

Frente a representantes de organizaciones de sindicatos mundiales, así como líderes empresariales concentrados en el Business 20, el mandatario dijo que se tiene una alta necesidad de mantener una agenda consensada y compartida para alcanzar metas comunes.

 

"De eso depende que las nuevas generaciones, la juventud de hoy, en donde se encuentra el mayor nivel de desempleo, encuentre realmente opciones de empleo de calidad, bien remunerado y opciones de desarrollo próspero en los próximos años", dijo.

 

En la reunión participaron además de los líderes de las organizaciones laborales y empresariales, los mandatarios de Alemania, Francia, Italia, Turquía y la Unión Europea.

 

En la conversación los líderes coincidieron en la necesidad de generar empleos y para ello consideraron necesarias varios cambios estructurales, así como un diseño internacional para la cooperación y el desarrollo de la economía.

 

También los mandatarios de Alemania, Angela Merkel y de Francia, Francois Hollande consideraron indispensable acordar un marco de leyes y normatividades para propiciar que las empresas paguen impuestos en los países donde se desarrollan.

 

Durante la exposición de sus conclusiones aseguraron que la regulación del asunto tributario era indispensable para que los países contaran con beneficios por la participación de las empresas