4 de junio de 2013 / 01:08 p.m.

Ciudad de México • El gobierno federal propone eliminar los subsidios a la luz eléctrica y al agua para “incentivar el incremento de la eficiencia tanto del consumo energético como de agua” como una de las medidas económicas “"con enfoque climático"”.

De acuerdo con la Estrategia Nacional de Cambio Climático que fue presentada ayer por el presidente Enrique Peña Nieto, el gobierno federal requiere del respaldo de recursos económicos para las acciones en favor del ambiente y también necesita “"mandar señales económicas que reflejen el costo del daño ambiental"”.

Por ello, como parte de 18 líneas de acción para desarrollar políticas fiscales en el tema ambiental, se desarrollan dos ideas para eliminar subsidios y aplicar los precios reales de los insumos.

Distribuidos en tres puntos, el gobierno federal plantea que se requiere determinar tarifas energéticas conforme a un análisis de ciclo de vida que considere el costo de las emisiones del gas invernadero.

En ese sentido, se plantea reestructurar los subsidios a la electricidad para incentivar la eficiencia en el consumo y en ese sentido se plantea el siguiente punto: “Ajustar gradualmente las tarifas de uso doméstico de electricidad y agua a los precios reales de mercado, con la aplicación de medidas compensatorias para grupos vulnerables”.

También, de acuerdo con el diagnóstico que se efectuó acerca de la situación del país frente a los desastres naturales, se calculó que 27 millones de mexicanos, que habitan mil 385 municipios, se encuentran en riesgo de desastre.

Los riesgos están relacionados con las variaciones del clima y van desde desastres naturales como inundaciones y deslaves, hasta ondas de calor, disminución de rendimientos por precipitación y transmisión de enfermedades.

El diagnóstico fue hecho por la Red Mexicana de Modelación del Clima, integrada por el Centro de Ciencias de la Atmósfera, el Servicio Meteorológico Nacional entre otros, coordinados por el Instituto Nacional de Ecología.

Según el estudio, mil 202 municipios están expuestos a sequías agrícolas y mil 20 a ondas de calor, aunque es un mayor número de localidades, la población expuesta suma 97 millones de personas. En tanto tan sólo en 824 municipios que están expuestos a inundaciones la afectación llegaría a 61 millones de pobladores.

Lo anterior se encuentra en el cuerpo del documento que conforma la Estrategia Nacional de Cambio Climático que fue presentada por el mandatario federal Enrique Peña.

Articuladas en ocho ejes de acción, se delinearon políticas que pretenden aminorar los efectos negativos que tiene el cambio climático pues se pierden hasta 7 puntos porcentuales del PIB por daños ambientales y apenas se generan 0.6 por ciento del PIB con tecnologías verdes.

MIRIAM CASTILLO