6 de marzo de 2013 / 02:02 p.m.

Con el visto bueno de la PGR, el PRI presentó la iniciativa de reformas para acotar el arraigo, no para eliminarlo. El tricolor se propone reducir a un máximo de 30 días la aplicación de ese figura solicitada por el agente del Ministerio Público y ampliar de 48 a 144 horas las retenciones, todo bajo supervisión de jueces de control.

La iniciativa quedó enlistada en la Gaceta Parlamentaria para ser presentada ante el pleno este jueves. En el documento, la proponente y presidenta de la Comisión de Gobernación, Cristina Díaz, revela que un promedio de 1.82 personas son arraigada a diario en el ámbito federal y 1.12 en el fuero común.

La senadora refiere, además, que según informes al Consejo de la Judicatura, en un lapso de cinco años el número de casos concedidos por jueces a solicitudes de la PGR repuntó 250 por ciento.

En la iniciativa se indica que en 2009 los jueces concedieron 3 mil 457 órdenes de cateo, 556 arraigos, 26 intervenciones de comunicaciones y una autorización para requerir información a compañías telefónicas.

Sin embargo, para 2010 la cifra de cateos aumentó a 3 mil 715, además de que hubo 772 órdenes de arraigo y 118 de intervenciones de comunicaciones.

El PRI admite que la figura es cuestionada por defensores de derechos humanos por considerarla una forma de detención arbitraria que viola garantías de libertad personal, legalidad, presunción de inocencia y debido proceso, "“además de que amplía la posibilidad de que la persona sea sometida a tortura y otros tratos crueles inhumanos"”.

Argumenta que, pese a esas quejas (incluidos organismos internacionales), el país se ha negado a aceptar recomendaciones sobre el tema, por lo que es necesario establecer el arraigo solo como una medida cautelar de privación de la libertad excepcional, pero con un cambio fundamental: que sea sujeta a supervisión judicial.

"“Esto no implica que la medida vaya a estar a cargo del Poder Judicial federal; sin embargo, sí obligaría a un sistema de coordinación entre el Ministerio Público y el Consejo de la Judicatura para que los jueces de control puedan supervisar en cualquier momento las condiciones de las personas sujetas a dicha medida, pretendiendo con ello un mayor control respecto de la protección de sus derechos como detenido.”"

En la propuesta del PRI se plantea disminuir de 40 a 20 días el arraigo, con una prórroga de 10 para hacer un total 30 días como máximo.

En cuanto a las retenciones, éstas crecen de 48 a 144 horas, pero “"solo en casos que por la complejidad de la investigación el Ministerio Público requiera más tiempo para acreditar las pruebas. A solicitud de éste y previa calificación de la detención, el juez de control podrá autorizar la ampliación de dicho periodo por un máximo de 144 horas, estando sujeto a supervisión judicial”".

ClavesLa figura en cifras

Según estadísticas del Consejo de la judicatura, en un lapso de cinco años el número de arraigos concedidos por jueces a solicitudes de la PGR se incrementó 250 por ciento.

Cada día son arraigadas 1.82 personas por delitos federales y 1.12 por ilícitos del fuero común, según la propuesta de Cristina Díaz, presidenta de la Comisión de Gobernación del Senado.

En 2009 los jueces otorgaron 556 órdenes de arraigo, mientras que un año después la cifra se incrementó a 772. Las ONG critican esta figura por considerar que viola derechos humanos.

— ANGÉLICA MERCADO Y OMAR BRITO