23 de abril de 2013 / 08:54 p.m.

Ciudad de México • El PRI en el Senado presentó su iniciativa para garantizar a los mexicanos el derecho a la movilidad, lo que incluye los transportes alternos, como la bicicleta, al argumentar el jalisciense Jesús Casillas que “la movilidad de los ciudadanos es una fuente de cohesión social que se ha convertido en una condición de integración social, después de la vivienda, la salud y la educación”.

En la iniciativa presentada en la sesión de hoy, se propone adicionar un párrafo al artículo 4 de la Constitución, para establecer que “el Estado promoverá las condiciones necesarias para garantizar, que el espacio urbano sea apto, incluyente y equitativo para el desplazamiento de las personas; el transporte público sea un servicio asequible, seguro, cómodo y eficiente, y en general, una Movilidad Urbana Sostenible”.

En tribuna, el legislador destacó que el concepto de la Movilidad Urbana es multidisciplinario, pues implica la adopción de políticas públicas, la accesibilidad, el espacio público, la estructura vial, los medios y sistemas de transporte, la circulación peatonal y los planes de ordenamiento territorial.

Hizo notar la necesidad de que los mexicanos tengan una adecuada movilidad para que las tareas cotidianas de cuidado de la familia y trabajo puedan realizase con menos esfuerzo, prisas, dificultad y costos, favorece la conciliación entre la vida familiar y laboral, mejorando la calidad de vida de las personas.

“En síntesis, debe decirse que la movilidad urbana como una necesidad básica de las personas, debe ser satisfecha de manera que el esfuerzo que requieren los desplazamientos no repercuta negativamente en la calidad de vida ni en las posibilidades de desarrollo económico, cultural, educativo y demás aspectos indispensables para los ciudadanos; por el contrario, debe asegurar la protección del medio ambiente, mantener la cohesión social, favorecer el desarrollo y acceso a las oportunidades”, ponderó Casillas.

Al agregar que como una necesidad básica y social, la movilidad urbana es también un derecho fundamental que debe estar garantizado, en igualdad de condiciones a toda la población, sin diferencias derivadas del poder adquisitivo, condición física o psíquica y género o edad o cualquier otra causa.

Por ello, se propone incluirlo en el catálogo de derechos humanos y fundamentales que consagra la Constitución General de la República

ANGÉLICA MERCADO Y OMAR BRITO