ap
11 de enero de 2016 / 06:51 p.m.

Perú.- Angela Villón, una prostituta y activista por los derechos de las trabajadoras sexuales, busca convertirse en legisladora en los comicios generales y parlamentarios de abril y asegura que de ganar luchará contra la violencia de género y quienes explotan a las mujeres.

"Busco combatir la violencia contra las mujeres a través de la educación, una violencia que empieza cuando somos niñas, se empeora conforme crecemos y en el caso de las prostitutas es inimaginable. No le interesamos a los políticos", dijo Villón, de 51 años, y madre de cuatro hijos, en una entrevista con Associated Press en el prostíbulo donde ofrece servicios sexuales en el puerto del Callao.

Dice que no tiene ningún temor a los insultos de la campaña política.

"Que me llamen puta
no me ofende, lo asumo sin ninguna carga de culpa", afirmó.

Villón formó en 2002 la primera agrupación que enfrentó los atropellos de las trabajadoras sexuales peruanas y la llamó "Miluska, vida y dignidad" en recuerdo de una colega asesinada en 1998.

De acuerdo a su experiencia de 30 años como prostituta, la mayor cantidad de abusos provienen de la policía que las detiene y les roba el dinero que han ganado durante el día.

La mujer promete que si llega al parlamento también luchará contra delincuentes dedicados a la trata sexual que explotan al menos a 811 mujeres menores de 18 años, según conteos oficiales conocidos en 2015. "Son grupos peligrosos, con dinero, poder y han esclavizado a muchas chicas sobre todo en la selva", dice la candidata del partido izquierdista Frente Amplio.

Considera que Perú es un país "cruel con las mujeres". "A los políticos poco les interesa, eso porque existe una intensa cultura machista en hombres y mujeres", afirma.