29 de marzo de 2014 / 08:21 p.m.

BANGKOK, Tailandia.- Decenas de miles de manifestantes contra el gobierno salieron el sábado a las calles de la capital tailandesa reavivando su campaña de bloqueos y ruidosas manifestaciones para exigir la renuncia de la primera ministra.

La protesta ocurrió luego de una pausa en las movilizaciones contra el gobierno que comenzaron hace cuatro meses, en medio de los temores por la violencia entre los simpatizantes y los oponentes de la primera ministra Yingluck Shinawatra, quien se niega a renunciar.

También ocurrió un día antes de una votación clave para elegir al nuevo Senado.

Los opositores de Shinawatra han utilizado varias tácticas en los últimos cuatro meses para destituirla. Han cerrado las principales intersecciones de Bangkok, irrumpido en edificios del gobierno y más recientemente transformaron el parque Lumpini de la ciudad en una desordenada sede de las protestas, invadido con tiendas de campaña y sacos de dormir.

El sábado, los manifestantes marcharon del parque Lumpini, en el distrito de negocios del centro, hacia la zona histórica de la ciudad en demanda de que Shinawatra ceda el poder a un concejo interino que supervise reformas ante nuevas elecciones.

Los manifestantes dicen que Yingluck es aliada de su hermano, el ex primer ministro Thaksin Shinawatra, quien fue derrocado un golpe de estado en 2006 y está acusado de corrupción y abuso de poder.

"Hoy marchamos para demandar el fin del régimen Thaksin y mostrar que el verdadero poder le pertenece a la gente", dijo Thaworn Senniem, un líder de las movilizaciones.

Un grupo de varios cientos de manifestantes intentó entrar a la sede del gobierno, en una simbólica muestra de desafío. El complejo está prácticamente vacío desde que comenzaron las protestas.

La marcha fue la primera de importancia desde que la Corte Constitucional determinó el 21 de marzo anular la elección general de febrero, un fallo festejado por los manifestantes y criticada por los partidarios de la gobernante.

"El hecho de que la elección fuera anulada significa que nuestra campaña es exitosa", agregó Thaworn. "Ahora debemos terminar el trabajo con reformas".

AP