5 de diciembre de 2014 / 03:09 a.m.

Washington.- Cientos de manifestantes, la mayoría afroamericanos, paralizaron la circulación en algunas calles de Washington DC y acataron un simbólico minuto de silencio en memoria de Eric Warner, asesinado por un policía de Nueva York en julio.

El contingente, que realizó primero un plantón alrededor del Obelisco a George Washington, se tiró al piso en la intersección de la Avenida Constitución y la Calle 14 del Noroeste, a unas tres cuadras de la Casa Blanca sin ser detenido por la policía.

Con pancartas que decían: "No Puedo Respirar", el himno de batalla de los manifestantes, el grupo permaneció postrado en silencio por un par de minutos antes de proseguir su marcha hacia el Paseo Nacional.

"Las vidas de la comunidad negra importan", rezaba el cartel de una mujer afroamericana que se arrojó frente a los vehículos para bloquear momentáneamente la circulación.

Solidarios, los conductores guardaron silencio y esperaron pacientemente el simbólico homenaje al afroamericano Eric Warner.

Poco después, un sexagenario afroamericano pidió a los jóvenes expresar su frustración sin recurrir a los disturbios.

"No caigan en la violencia, jóvenes, ustedes son la nueva generación. Muestren lo que es Estados Unidos", proclamó a gritos antes de ser coronado su espontáneo mensaje con los aplausos de los jóvenes.

Agentes de la policía metropolitana montaron un cordón con patrullas alrededor del círculo formado por los manifestantes, sin intervenir. Ninguna persona fue detenida por las autoridades.

La nueva ola de protestas inició luego que un Gran Jurado decidió no encausar al policía Daniel Pantaleo por el incidente en el que sometió por el cuello y causó la muerte a Eric Garner por el supuesto crimen de vender cigarrillos sueltos y resistirse al arresto.

La muerte de Garner, un hombre corpulento de más de 150 kilos de peso, fue filmada con un teléfono celular.

Sometido en el piso, Garner dijo a los agentes que no podía respirar en una decena de ocasiones, pese a lo cual fue oprimido contra el piso por media docena de agentes, ninguno de los cuales pareció darle primeros auxilios.

Garner fue llevado inconsciente a un hospital local, donde fue declarado muerto.

El procurador de Justicia, Eric Holder, anunció la víspera que el Departamento de Justicia iniciará una investigación por la posible violación de los derechos civiles de Wagner.

FOTO Y TEXTO: NOTIMEX