20 de febrero de 2014 / 11:06 p.m.

Venezuela.- Cientos de personas acudieron en los últimos dos días a ver los restos de Simón Díaz, el más famoso y querido de los cantautores venezolanos, que se mantiene desde el miércoles en capilla ardiente en un cementerio del este de Caracas.

Pero sus familiares y amigos estiman que como consecuencia de las protestas y cierre de vías en Caracas son muchos más los que se han visto impedidos de despedir al cantautor de melodías como el mundialmente conocido "Caballo Viejo", que se ha traducido a 12 idiomas y se ha grabado en más de 350 versiones.

El país actualmente enfrenta una difícil situación luego de más de una semana de protestas callejeras en Caracas y otras ciudades del interior.

"Soy afortunada de poder estar aquí porque vivo cerca del cementerio, pero mi mamá y dos hermanas que viven en Horizonte (una urbanización del noreste de Caracas) fueron aterrorizadas toda la noche por motorizados armados, guardias nacionales disparando y guarimbas (barricadas) con cauchos quemados y tienen miedo de salir de la casa y luego no poder regresar", dijo Angela Ugüeto, un ama de casa de 27 años.

Los cierres de vías, incluida la principal autopista que enlaza el este y oeste de Caracas, ha dificultado el traslado de muchos a sus trabajos, escuelas y hogares.

La hija del popular cantautor, Bettsimar Díaz, a través de su cuenta de Twitter, se lamentó que probablemente muchos de sus admiradores no alcanzarán a ver al Tío Simón, como le llaman cariñosamente varias generaciones de venezolanos tras un exitoso programa infantil de televisión.

"En nombre de todos lo que están queriendo llegar al Cementerio del Este a despedir a Tío Simón, pido abran el paso. Gracias", escribió la hija en la red social de microblogueo.

Díaz falleció el miércoles en su casa en Caracas luego de un largo padecimiento. Tenía 85 años.

El féretro, cubierto con una bandera nacional, será retirado en la tarde del viernes para proceder con su sepultura.

El cantante Servando Primera — del dúo venezolano Servando y Florentino— también pidió que despejen las calles de la capital y recordó a opositores y oficialistas que su padre Alí Primera, un cantante, compositor y activista político que militó en el Partido Comunista de Venezuela y luego en el centro-izquierdista Movimiento al Socialismo, mantuvo con Díaz una cercana relación de amistad y respeto pese a sus diferencias ideológicas.

"Hermanos tienen derecho a protestar, pero Simón Díaz también ... tiene derecho a ser despedido, despejen la vía al cementerio del este", escribió Servando en Twitter.

"Simón Díaz no era socialista, Alí Primera sí lo fue, pero se amaban y respetaban, porque su amor patriota era mayor que su amor político", acotó en otro mensaje.

"Canción mansa para un pueblo bravo" y "Mujer del Vietnam", entre otras canciones de corte revolucionario de Alí Primera, se convirtieron en himnos para los militantes de grupos izquierdistas venezolanos y melómanos de distintos estratos sociales. El músico falleció en un accidente de tránsito en 1985.

En cuanto a la obra de Simón Díaz, sus composiciones, que evocaban la más auténtica comunión entre el hombre y la naturaleza, fueron difundidas por artistas que incluyen a Julio Iglesias, Caetano Veloso, Plácido Domingo, Mercedes Sosa, Celia Cruz, Rubén Blades y Richard Claydermann.

Su voz por décadas mantuvo vivo el canto a las faenas de ordeño y el arreo de ganado, que parecía condenado a la extinción por el desarrollo tecnológico y la interminable migración del campesino a la ciudad. Su obra profundamente provinciana, se extendió a todo el mundo, a los más variados géneros musicales, a todos los tiempos.

Gipsy Kings, un grupo flamenco del sur de Francia, tuvo su mayor éxito con "Caballo Viejo (Bamboleo)". El tema original de Díaz, de acuerdo a registros de la industria discográfica, ha sido traducido a 12 idiomas y se ha grabado en más de 350 versiones, lo que la coloca entre las 20 canciones más grabadas en la historia de la música.

En el 2008, por una iniciativa de sus admiradores, Díaz recibió el premio del Consejo Directivo de la Academia Latina de la Grabación, que otorga el Latin Grammy. Un grupo llamado Venezolanos en Hollywood, conformado en 2007 por cineastas, productores, actores, técnicos, camarógrafos, maquilladores, lanzó una campaña de recolección de firmas a través de Facebook y consiguieron que lo distinguieran en la víspera del Grammy Latino.

Nacido el 9 de agosto de 1928 en el poblado agrícola de Barbacoas, a unos 110 kilómetros al sur de Caracas, Díaz compuso más de 200 canciones y grabó 70 álbumes, el primero de ellos en 1963. Varios los hizo con otro inmortal y curiosamente poco conocido músico venezolano, Hugo Blanco, autor de "Moliendo café".

Además de cantante y compositor, fue actor, comediante y productor de radio y televisión.

AP