AP
11 de julio de 2017 / 04:33 p.m.

WASHINGTON.- Las familias más pobres de Estados Unidos perderían miles de dólares en prestaciones del sistema de salud para que millonarios puedan recibir grandes recortes impositivos conforme a la propuesta de ley de los senadores republicanos, de acuerdo con análisis independientes divulgados el martes.

El estudio resalta la dificultad política de revocar y reemplazar la ley de salud promulgada por el presidente Barack Obama, que incrementó los impuestos a los ricos y a la vez aumentó las prestaciones de salud para las familias de bajos y medianos ingresos.

Las familias que perciben menos de 10 mil dólares al año perderían, en promedio, más de 2.500 dólares anuales en subsidios y otras prestaciones, una vez que la propuesta esté completamente implementada. Las familias que ganan más de un millón de dólares al año recibirían recortes impositivos por un monto promedio de unos 50.000 al año, de acuerdo con el análisis de dos organizaciones de investigación no partidistas: el Centro de Políticas de Sanidad y el Centro de Políticas Impositivas.

Las familias de medianos ingresos, que ganan entre 50.000 y 75.000 dólares al año, perderían un promedio de 150 dólares cuando se combinan los recortes impositivos y las reducciones de subsidios.

La propuesta representa un fuerte traspaso de riqueza, de las manos de los más pobres a las de los más ricos, razón por la que algunos republicanos moderados la rechazan. Algunos conservadores creen que la iniciativa es muy generosa con los pobres, lo que ha creado un punto muerto. Líderes republicanos están tratando de llegar a una solución negociada.

"Lo que mueve esta historia es revocar los impuestos adicionales sobre ingresos altos y reducir Medicaid. Los pobres también están perdiendo créditos de seguro de salud", dijo Gordon Mermin, investigador del Centro de Políticas Impositivas.

El Centro de Políticas Impositivas es un proyecto del Instituto Urbano y la Institución Brookings. El Centro de Políticas de Sanidad es parte del Instituto Urbano.

La medida del Senado recorta Medicaid, el programa de seguro de salud para pobres, en 772.000 millones en la próxima década, de acuerdo con la Oficina Presupuestaria del Congreso. Propone recortes impositivos de 700.000 millones, beneficiando mayormente a corporaciones y familias de altos ingresos.


pjt