24 de noviembre de 2013 / 05:02 p.m.

Ciudad de México.- El Partido del Trabajo (PT) en la Asamblea Legislativa pedirá a las Secretarías de Educación y de Salud locales, reforzar las campañas de prevención sobre los riesgos y formas de detección de abuso sexual infantil en escuelas de educación básica.

La coordinadora de la bancada petista en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), Miriam Saldaña, destacó que en esta capital cerca de 35 por ciento de las niñas, niños y adolescentes ultrajados se encuentran en el rango de 12 a 14 años, lo cual resulta el más alto, respecto a las demás edades.

Por ello, la urgencia de abordar la prevención, pues de los 685 casos de abuso infantil registrados; 40 por ciento, han sido originados en casa-habitación; 28 por ciento, en vía pública y 15 por ciento, dentro de las viviendas, según datos de la Secretaría de Gobernación.

La legisladora aseguró que esta conducta antijurídica ocupa el segundo lugar en el país, por lo que adelantó que propondrá un punto de acuerdo sobre el tema en la ALDF.

En él se solicitará que las autoridades de Salud y Educación del Distrito Federal realicen talleres y la entrega de material didáctico que contenga las formas de prevención, detección y denuncia del abuso sexual infantil, así como cuáles son los síntomas físicos y psicológicos que se pueden presentar.

Refirió que de acuerdo con estudios criminológicos, el abuso sexual se comete mayormente por los padres, padrastros, tíos e incluso hermanos; y los lugares donde existe mayor incidencia para la comisión de dicho delito son los hogares y la escuela.

Saldaña Cháirez alertó que el abuso sexual se comete con discreción, en espacios ocultos donde el victimario puede ejercer control contra el menor.

Advirtió que las agresiones que sufren los menores con frecuencia los orillan a huir de sus hogares, generando problemas de otra índole para la sociedad, como son las poblaciones infantiles o juveniles en situación de calle.

"Asimismo en las víctimas deja huellas profundas que repercuten directamente en su desarrollo integral; en casos más graves, produce severas lesiones corporales que afectan la salud y, en última instancia, pueden provocar la muerte", añadió.

En un comunicado la asambleísta del PT refirió que en América Latina no menos de seis millones de menores son objeto de agresiones severas, y 80 mil mueren cada año por la violencia que se presenta al interior de la familia.

En México las cifras señalan que cerca de 25 mil niños y niñas han sido víctimas de esos abusos. Las agresiones más constantes son violencia física, económica, psicológica y sexual, puntualizó.

NOTIMEX