1 de febrero de 2015 / 01:31 a.m.

Por segundo duelo consecutivo para ambos conjuntos, Puebla y Cruz Azul empataron a cero la tarde de sábado en la continuación de la Jornada 4 del Clausura 2015 que tuvo lugar en la cancha del estadio Universitario BUAP, que padeció no sólo con el clima frío, sino con la ausencia de goles.

Compromiso que de inicio prometía algo más, sobre todo por la propuesta de ambos cuadros, siendo Puebla el primero en buscar el marco contrario, al minuto 2, gracias al desborde de Flavio Santos, que en su servicio, la puso en zona de peligro, pero John Pajoy no alcanzó a cerrar.

Un minuto después, al 3, en un balón rebotado, apareció Luis Gabriel Rey, que la prendió con furia, pero al fondo José de Jesús Corona eludió el daño con una gran atajada, lo que dejó con la espinita clavada al "Canguro", que sesenta segundos después, pero en tiro de esquina, remató apenas abierto.

Al llegar el 18 en el reloj, Rey sirvió balón filtrado a la llegada de Pajoy, que a velocidad ingresó al área chica, pero Corona volvió a significarse al quedarse con el esférico, dejando en claro que no su marco habría de seguir invicto, lo que corroboró luego de un tiro centro de Flavio Santos que controló sin problema al 32.

Cruz Azul poco propuso, no obstante tuvo un par de acciones de serio peligro, como la que Alemao no supo resolver al 34 y que incluso derivó en una falta, lo que alentó a los celestes a tener una breve reacción, la que culminó con el tiro libre que Mauro Formica la puso por encima del arco.

Con cambios en su formación para el inicio del complemento, La Máquina quiso pitar pero sin efectos letales, lo que el Puebla respondió mediante Flavio Santos, que al 48, intentó sacar un disparo con potencia, pero sin dirección, dejando en evidencia que el 0 a 0 estaba ya cantado.

Si bien Formica volvió a intentar, su falta de precisión favoreció a darle prórroga al tanteador, misma situación a la que La Franja expuso, que tampoco mediante su capitán, Luis Noriega, pudo conseguirlo, pues su disparo fue contenido al fondo por el seleccionado y campeón olímpico, "Chuy" Corona.

Poco antes de la recta final, Cota tuvo también su dosis de gloria al detener el riflazo del "Chaco" al 66, con lo que de manera muy anticipada se dio por finalizado el encuentro, pues si bien hubo algunos chispazos que inspiraron al público, al final el respetable se marchó decepcionado pues el grito del gol quedó ahogado una vez más con el 0 por 0. 

EDGAR GONZÁLES