REUTERS
15 de mayo de 2018 / 12:51 p.m.

ESPECIAL.- El presidente de Rusia, Vladimir Putin, conduciendo un camión, dio a conocer el martes la sección para automóviles de un nuevo puente carretero y ferroviario que une Rusia con la anexada Península de Crimea, desafiando a Ucrania, que afirmó que eso mostraba un cínico desprecio a la legislación internacional.

Putin, al volante de un camión pesado KAMAZ, condujo los 19 kilómetros completos del puente desde el Estrecho de Kerch, que algunos rusos denominan "el puente de Putin" y que está diseñado para unir Crimea con la red de transportes rusa.

En la ceremonia transmitida en vivo por la televisión estatal, Putin, vestido con jeans, fue recibido por trabajadores que lo vitorearon en el lado de Crimea tras conducir el camión por el puente en una pequeña caravana de vehículos.

"Al final, gracias a su talento este proyecto, este milagro, ha sucedido", declaró Putin a la multitud de trabajadores.

En Kiev, el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, dijo: "La construcción ilegal del puente de Kerch es la más reciente evidencia del desprecio del Kremlin por la legislación internacional".

"Es particularmente cínico que su apertura esté sucediendo en vísperas del más reciente aniversario de la deportación del pueblo crimeo-tártaro por parte del régimen de Stalin", agregó.

Rusia anexó Crimea de la vecina Ucrania en 2014, lo que convirtió a Moscú en blanco de sanciones y provocó un fuerte deterioro de sus vínculos con Occidente. Sin embargo, muchos en Rusia consideraron la medida como una restauración del dominio de Moscú sobre una región históricamente rusa.

El puente, cuya construcción costó 3.600 millones de dólares, es la estructura de propósito dual más larga de Europa. El Kremlin dijo que el puente se abrirá para el paso de automóviles el miércoles y la sección ferroviaria será completada a fines de 2019.


ilp