NOTIMEX
3 de diciembre de 2015 / 03:49 p.m.

Moscú.- El presidente ruso, Vladimir Putin, pidió hoy crear una sola coalición que combata a los grupos yihadistas en Siria e Irak, bajo mandato de la Organización de Naciones Unidas (ONU), tras reconocer que ningún país por sí solo puede derrotar el terrorismo.

“Hay que dejar de lado las discusiones y los desacuerdos, crear un frente antiterrorista que actúe a partir del derecho internacional y bajo la égida de la ONU”, dijo Putin en su mensaje sobre el estado de la nación, iniciado este año con el tema de la lucha contra el terrorismo.

Indicó que “es imposible vencer el terrorismo internacional con las fuerzas de un solo país y menos cuando los terroristas reciben una ayuda financiera constante”, sobre todo en un contexto en el que las fronteras en el mundo están prácticamente abiertas.

Respecto al derribo del avión ruso por parte de Turquía, Putin aseguró que Rusia “jamás lo olvidará” y Ankara se arrepentirá más de una vez de lo que hizo, según medios rusos.

“Si alguien piensa que, tras haber cometido un infame crimen de guerra y asesinar a nuestra gente el castigo van a ser sanciones sobre unos tomates, está equivocado”. “Se van a acordar de lo que han hecho, sabemos qué hay que hacer y se arrepentirán”, afirmó.

“No olvidaremos nunca esta complicidad con los terroristas. Consideraremos siempre la traición como uno de los peores actos y uno de los más viles. Quienes en Turquía dispararon por la espalda a nuestros pilotos lo sepan”, indicó Putin ante el Parlamento ruso.

“Parece que Alá ha decidido castigar a la pandilla en el poder en Turquía privándola de la razón y del sentido común”, señaló. “No entiendo por qué hicieron esto. Solo Alá lo sabe”, agregó bajo los aplausos de los miembros de la Duma Estatal y el Consejo de la Federación.

“No hay que esperar de parte nuestra una reacción nerviosa, histérica, peligrosa para nosotros y para el mundo entero. No vamos a blandir las armas”, sentenció.

Rusia impuso una serie de sanciones económicas contra Turquía, en particular en los sectores de la agricultura, las obras públicas, la energía y el turismo, en represalia por el derribo del avión ruso por Turquía el pasado 24 de noviembre.

Desde entonces la tensión entre ambos países se ha intensificado, e incluso el Ministerio de Defensa de Rusia acusó al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan y su familia de estar “implicados” en la compra ilegal de petróleo al EI.

“Sabemos quién en Turquía está ganando dinero gracias al petróleo robado, quién recluta a mercenarios” para engrosar las filas de los grupos terroristas y luego perpetrar atentados “contra nuestros ciudadanos, los de Francia, Líbano y Malí”, dijo Putin.