26 de febrero de 2014 / 05:08 p.m.

Kiev.- El presidente Vladimir Putin puso en alerta a las tropas de combate rusas para un ejercicio urgente el miércoles, el gesto más fuerte del Kremlin tras días de amenazas desde que su aliado Viktor Yanukovich fue destituido como presidente de Ucrania.

Miles de rusos, que son mayoría en la región ucraniana de Crimea, se manifestaron por la independencia de la península que alberga parte de la flota rusa en el Mar Negro. Se enfrentaron con rivales, en gran parte de la minoría Tatar, que apoya a las nuevas autoridades de Kiev.

La agencia de noticias Interfax informó la muerte de una persona en Crimea, aparentemente aplastada por una multitud fuera del Parlamento.

Mientras la crisis política afecta a la economía ucraniana, la moneda local, la grivna, retrocedía un 4 por ciento el miércoles, y sus efectos se extendían a Rusia donde el rublo cayó a un mínimo de cinco años.

Moscú también denunció lo que describió como el aumento de un "sentimiento nacionalista y neofascista" en las áreas occidentales del país, donde en su mayor parte se habla ucraniano y en la que dijo que los hablantes rusos eran privados de sus derechos. El Kremlin ha expresado preocupación por la seguridad de los ciudadanos rusos en Ucrania.

"De acuerdo con una orden del presidente de la Federación Rusa, las fuerzas del Distrito Militar Occidental fueron puestas en alerta a las 1400 (1000 GMT) hoy", dijo el ministro de Defensa, Sergei Shoigu, citado por Interfax.

La Cancillería rusa dijo en un comunicado que extremistas están imponiendo su voluntad en Ucrania y advirtió de tensiones religiosas.

Desde la caída de Yanukovich el sábado, todos las miradas están sobre Putin, quien ordenó la invasión de la vecina Georgia en el 2008 para proteger a dos regiones autodeclaradas independientes con muchos rusos, que luego reconoció como estados independientes.

Reuters