reuters
12 de mayo de 2015 / 09:25 a.m.

Washington.- El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, se reunirá el martes con el presidente ruso, Vladimir Putin, en Sochi, Rusia, para discutir sobre Ucrania y otros asuntos, dijo el lunes Estados Unidos en un comunicado en el que no mencionó los profundos desacuerdos entre ambos países.

Las relaciones entre Rusia y Occidente están en su punto más bajo desde el fin de la Guerra Fría, tras la anexión por parte de Moscú de la región ucraniana de Crimea y por su apoyo a los separatistas prorrusos en el este de Ucrania.

Occidente impuso sanciones económicas contra Rusia, lo que alentó medidas en represalia por parte de Moscú.

El Departamento de Estado estadounidense anunció el inicio de las conversaciones y se refirió de manera indirecta a las desavenencias, al decir que el viaje tiene por objetivo "mantener líneas de comunicación directas con importantes funcionarios rusos y garantizar que las opiniones de Estados Unidos sean claramente expresadas", agregó.

Ambas partes planean discutir sobre Siria, donde discrepan sobre cómo poner fin a la guerra civil que envuelve al presidente sirio Bashar al-Assad, e Irán, donde buscan un acuerdo para restringir el programa nuclear de Teherán antes del 30 de junio, dijo el Departamento de Estado.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia también anunció la visita de Kerry al centro turístico del Mar Negro pero no dijo nada sobre su reunión con Putin, al sostener que se encontraría con el canciller ruso, Sergei Lavrov, y acusar a Washington por muchos de los problemas globales.

Rusia niega las acusaciones de Occidente y Ucrania de que esté entregando armamento a separatistas prorrusos que se enfrentan al gobierno y apoyándolos con sus propias fuerzas militares. La crisis en Ucrania ha dejado más de 6 mil 100 muertos desde abril del 2014.

Washington ha expresado la posibilidad de que provea armas para ayudar a las fuerzas del gobierno ucraniano, pero importantes países europeos como Alemania todavía se oponen a esto.

En una señal del descontento de Occidente por la crisis en Ucrania, los lideres de Estados Unidos, Alemania y Francia no participaron de un desfile militar realizado el sábado en Moscú para conmemorar el 70 aniversario de la victoria sobre la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial.

"Las relaciones entre Rusia y Estados Unidos están pasando por un momento difícil debido a las acciones hostiles de Washington", dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores ruso.