Notimex
26 de enero de 2016 / 01:00 p.m.

París.- Al menos 20 personas fueron detenidas esta mañana por su participación en violentos incidentes en el marco de la huelga de taxistas contra el servicio de transporte Uber.

Los hechos más graves sucedieron en la Porte Maillot, en donde centenares de taxistas quemaron neumáticos y bloquearon varios carriles del periférico de la capital francesa.

Centenares de granaderos fueron desplazados a la zona para tratar de controlar a los manifestantes que desbloquearon las vías tres horas más tarde del inicio de la protesta, en torno a las 10:00 horas (9:00 GMT).

En el aeropuerto de Orly dos manifestantes resultaron lesionados luego de que una camioneta de un hotel les arrollara para tratar de superar el bloqueo que los taxistas realizaron en los accesos la segunda terminal aérea internacional de la capital francesa.

A las protestas organizadas en París, que provocaron atascos de hasta 230 kilómetros en las vías de acceso a la capital francesa, se sumaron algunos taxistas de Bélgica en señal de apoyo.

Los taxistas convocaron el paro para denunciar la competencia desleal que consideran ejerce contra su oficio el servicio Uber y otros similares de autos con chófer.

Las manifestaciones se extendieron por ocho de las principales ciudades francesas, desde Lille, norte, a Marsella, sur, de manera más pacífica.

Las protestas de los taxistas se enmarcan en una jornada de huelga en Francia que afecta también a los vuelos internos y europeos principalmente.

A primeras horas de este martes, al menos 20 por ciento de los vuelos fueron anulados debido a una huelga de controladores aéreos.

La huelga aérea fue convocada por los dos principales sindicatos de controladores aéreos del país europeo para pedir un aumento salarial, reportaron fuentes sindicales.

La principal aerolínea del país, Air France, reportó que canceló una quinta parte de sus vuelos pero mantuvo el total de sus vuelos intercontinentales.

Algunos funcionarios, sobre todo maestros, se sumaron también a la huelgas convocadas en protesta por los niveles salariales de los últimos años en el sector público.