13 de mayo de 2013 / 01:43 p.m.

El vicepresidente de la Cámara de Diputados, José González Morfín, convocó a debatir la segunda etapa de la reforma política y resolver temas pendientes como la segunda vuelta electoral, la reelección de diputados y senadores, la reducción de legisladores plurinominales y la transformación del IFE en la instancia encargada de organizar todos los comicios federales y locales del país.

Subrayó que la anterior reforma marcó el inicio del cambio del sistema político mexicano, pero sostuvo que ahora se puede llevar el tema de nueva cuenta al debate nacional y pasar de una democracia representativa a una participativa.

El legislador panista llamó a aprovechar la inercia de los acuerdos y reformas de la actual Legislatura del Congreso de la Unión.

""Hemos podido atestiguar buenos acuerdos en los últimos meses. Aprovechemos hoy estas nuevas condiciones e impulsemos la segunda ola democrática, la segunda etapa de la reforma política, de manera que se le reconozca al ciudadano el derecho de evaluar a un legislador y reelegirlo o rechazarlo; la posibilidad de que se reduzca el número de legisladores plurinominales para contar con un esquema más justo y menos oneroso de representación, y también contar con un IFE revolucionado, ciudadano, al convertirse en el instituto nacional de elecciones"", dijo el diputado del blanquiazul.

En entrevista, González Morfín remarcó que, a la vista de decisiones sesgadas o presunto intervencionismo de los gobernadores en los institutos electorales, resulta oportuno considerar la existencia de un solo organismo responsable de las elecciones a escala nacional.

""Hemos visto institutos electorales cooptados por gobernadores que dejan en duda la imparcialidad que debe existir en los procesos locales, y por ello vale la pena evaluar la conveniencia de que haya un solo ente organizador, con un criterio único, con autonomía, de carácter ciudadano y con las herramientas suficientes para garantizar equidad y legalidad a fin de evitar casos como el de Veracruz, donde quedó probado el uso del programa social del sexenio para la compra de votos"", subrayó el legislador panista.

Entre otros temas pendientes de la reforma política, el legislador michoacano citó también el umbral necesario para que los partidos políticos alcancen su registro como tales o para que lo mantengan durante los procesos electorales.

""Sé que hay opiniones diversas en torno a este tema, pero basta recordar lo que ha pasado con partidos políticos efímeros que sólo han llegado a usufructuar recursos públicos para después desaparecer con más pena que gloria. Creo que sería oportuno revisar si, en lugar de requerirse 2 por ciento de la votación nacional para mantener su registro como partidos, se eleve ese umbral a 4 o 5 por ciento, a fin de que se garantice una representación nacional más sólida"", señaló.

El vicepresidente de la Mesa Directiva en San Lázaro recordó que las diversas fuerzas políticas han expresado la necesidad de un periodo extraordinario en los siguientes meses y por ello hay tiempo suficiente para trabajar en la nueva iniciativa de reforma política, entre otras, para continuar con la productividad del Congreso en esta Legislatura.

— FERNANDO DAMIÁN