27 de junio de 2013 / 03:36 p.m.

El abogado de Andrés Granier, Eduardo Luengo Creel, advirtió que su cliente corre el riesgo de ser víctima de un “linchamiento” si es trasladado a Tabasco, como lo solicita el gobernador de la entidad, Arturo Núñez.

""Espero que no (sea trasladado) porque será víctima de un linchamiento que ya ha anunciado el señor gobernador. Y se deben respetar las garantías de todo acusado, la presunción de inocencia y el debido proceso"", dijo en una entrevista con Azucena Uresti para Milenio Radio.

El gobernador de Tabasco, Arturo Núñez, declaró ayer que su antecesor Andrés Granier debe ser trasladado a la entidad, por estar ahí radicado el juez que ordenó su aprehensión. Sin embargo, la defensa de Granier cree que esto es parte de una “persecución desmedida”

""Confío en el Poder Judicial Federal que será el que tendrá que resolver este tema, porque evidentemente el Poder Judicial local del estado de Tabasco está notablemente influenciado y gobernador por el señor Arturo Núñez"", mencionó el abogado Luengo.

Respecto a los delitos que la PGR imputa a Granier -lavado de dinero por 35 millones 318 mil 315 pesos y defraudación fiscal por casi 70 mdp-, Eduardo Luengo minimizó la indagatoria.

""De mil 900 millones de pesos, que fue la última cifra, y le sumó 500 millones de pesos más el gobernador a 35 hay una evidente diferencia. Esto quiere decir que no le han podido probar, porque no existe la imputación que le formulan"", explicó.

""Lo que vemos es una persecución desmedida. En los medios y ahora del gobierno del estado de Tabasco"".

Redacción