20 de junio de 2013 / 01:17 p.m.

 Veintitrés de los 38 senadores panistas se impusieron y quitaron el control de los recursos de la bancada al coordinador, Jorge Luis Preciado, al nombrar ante notario público a Francisco Domínguez como tesorero.

El grupo afín a Ernesto Cordero cumplió su amenaza al asistir a una reunión plenaria que convocaron para realizar una reforma a los estatutos de la bancada, la cual fue encabezada por el vicecoordinador de Política Interna, Fernando Torres Graciano.

Para dar fe estuvo presente el notario público 37 del Distrito Federal, Carlos Flavio Orozco Pérez, con lo que, según los corderistas, ""ponemos, por lo menos de nuestra parte, fin a un conflicto que jamás debió ocurrir""

""Estas modificaciones tienen como propósito generar mecanismos de democracia interna, transparencia y rendición de cuentas.

""Con esta decisión construimos una solución que ponga fin a los conflictos de las últimas semanas y que brinden plena certeza a la ciudadanía sobre el ejercicio del presupuesto del grupo parlamentario del PAN"", explicó Roberto Gil.

En conferencia de prensa, el legislador detalló que para dar plena certeza al ejercicio de los recursos se creó la figura de la Tesorería, que estará encabezada por Francisco Domínguez, quien un día antes había sido depuesto por Preciado como vicecoordinador.

Respecto a los cuestionamientos sobre la legalidad de la reunión por parte de maderistas, Gil explicó que la ausencia del coordinador no tiene justificación, pues conforme a los estatutos su obligación es acudir y, en caso de que no pueda, su puede cubrir esa ausencia.

""No hay vicio normativo, no hay laguna, no hay ninguna duda, no es posible que un acto doloso de no participación pueda llevar a constituir un vicio de legalidad. Así lo ha resuelto en reiteradas ocasiones el Tribunal Electoral"", puntualizó.

Gil aseveró que ""el PAN no merece estar atrapado en debates estériles y conflictos socialmente inútiles"", por lo que confió en que ""con nuevas reglas democráticas estamos listos para trabajar en conjunto con el coordinador y con la dirigencia nacional"".

Otros cambios que aprobaron los corderistas fueron la creación de una Comisión de Régimen Interno, integrado por el coordinador del grupo, un vicecoordinador nombrado por éste y tres senadores nombrados por la mayoría, la cual ""reflejará la pluralidad del grupo y tomará las decisiones estratégicas en lo político y en lo legislativo"".

Además, se acordó el fortalecimiento de las atribuciones del Comité de Vigilancia del PAN, que estará integrada por cinco miembros en lugar de tres.

Crearon el Comité de Transparencia y Rendición de Cuentas, responsable de atender los requerimientos ciudadanos de información y de garantizar la máxima publicidad de las actividades y de los recursos asignados a la bancada.

Previo a la reunión, el coordinador del PAN, Jorge Luis Preciado, insistió en que las reformas al estatuto no serían legales sin su presencia o la de un vicecoordinador designado por él.

En entrevista, el legislador aseguró que está de acuerdo con transparentar los recursos de la bancada y de modificar los estatutos, pero recordó que pidió tregua para que esto sea después de las elecciones.

""Estoy de acuerdo con los cambios en cuanto se refiere a transparencia. Creo que entre más transparente sean los grupos es mejor para la ciudadanía. En eso estamos de acuerdo. Lo que decía es que no estaba de acuerdo es el momento en el que se está haciendo"", manifestó.

Comentó que seguir envueltos en discusiones internas distrae a su partido, por lo que convocó a otra reunión con el mismo objetivo para el próximo 10 de julio. ""Ahí discutiremos todos los cambios"", subrayó.

— OMAR BRITO Y LILIANA SOSA