AP
15 de noviembre de 2016 / 07:36 p.m.

NUEVA YORK .- El nombre de Donald Trump será retirado de tres edificios de apartamentos de lujo después que cientos de inquilinos firmaron una petición en la que dijeron que les avergonzaba vivir en un lugar asociado con el presidente electo republicano.

En total, aproximadamente 600 residentes de las tres torres de alquiler en Trump Place firmaron la petición realizada por internet, la cual comenzó a circular hace semanas, después de la publicación de una grabación realizada hace una década en la que Trump se jacta de haber manoseado y besado mujeres sin su consentimiento.

Inquilinos se enteraron el martes de parte de la compañía propietaria y administradora de los rascacielos ubicados en Nueva York —los cuales tienen 1.325 apartamento de renta— que las enormes letras doradas que forman el nombre "Trump Place" serán retiradas de los costados de los edificios en unos días más.

"Todos estamos muy alborozados y emocionados, y ya era tiempo", dijo Marjorie Jacobs, quien ha vivido en uno de los edificios durante cinco años. "Estamos disgustados con los resultados de la elección presidencial".

Hope Hicks, una vocera del equipo de transición de Trump, no respondió de inmediato una solicitud de comentario. Ella dijo en octubre a The New York Times que retirar el nombre de Trump ocasionaría que un edificio "pierda inmenso valor".

Un vocero de Equity Residential, la compañía con sede en Chicago propietaria y operadora de los edificios, dijo que sus ejecutivos "consideraban la opinión de nuestros residentes" entre otros factores cuando toman la decisión de cambiar los nombres de edificios. El portavoz Marty McKenna señaló en un correo electrónico que "una identidad neutral del edificio" podría ser más atrayente a residentes actuales y futuros.

Las letras que forman el nombre de Trump podrían ser retiradas tan pronto como el miércoles, dijeron inquilinos. Serán remplazadas con la dirección de los edificios.

Varias torres vecinas que también tienen el nombre Trump Place pero tienen propietarios diferentes se están apegando a la marca Trump.