REDACCIÓN
23 de febrero de 2015 / 05:19 p.m.

Esto sucedió en los cuartos de final del Río Open ante Pablo Cuevas. Rafael Nadal ingresó al campo con la prenda al revés, así se mantuvo durante parte del partido.

Al abrir el set, es español corrió al banquillo, en donde se envolvió una toalla en la cintura, para cambiarse rápidamente sus shorts.

El árbitro, Carlos Bernárdez, no hizo nada al respecto, simplemente sonrió y siguió con el juego; al final del partido, Nadal se llevó el triunfo.