NOTIMEX
2 de septiembre de 2016 / 06:35 p.m.

ESPAÑA.- El Congreso de los Diputados rechazó hoy validar a Mariano Rajoy para un nuevo periodo al frente del gobierno español, por lo que se abre un periodo de dos meses para negociar de nuevo la formación de un nuevo ejecutivo.

Con 170 votos a favor, 180 en contra, y cero abstenciones, la cámara negó la confianza a Rajoy para su reelección, y con ello el proceso político vuelve a las negociaciones de partidos políticos que deberán de ser consultados por el rey Felipe VI para un nuevo intento.

Con esta investidura fallida, suman ya más de ocho meses de gobierno interino encabezado por Rajoy, dos elecciones celebradas (en diciembre de 2015 y en junio de 2016), dos intentos de investidura que han fracasado por la falta de mayorías parlamentarias y el bloqueo partidista.

En esta sesión, Rajoy alertó este viernes que la ausencia de un ejecutivo “tiene un costo y pasará una alta factura y la tendrán que pagar todos los españoles”.

Aseguró que España está en una “situación excepcional”, tras dos elecciones, y el bloqueo partidista encamina al país a unas terceras votaciones a celebrarse en diciembre próximo.

Rajoy lanzó ese mensaje previo al cierre del debate de investidura, en el que presentó su candidatura para renovar su mandato, conforme a la legislación española que concede a la cámara la elección del presidente de gobierno.

Aseguró que la situación de interinidad que vive España desde diciembre pasado tiene su límite en la necesidad de aprobar los Presupuestos del Estado de 2017, la actualización de las pensiones, del sueldo de los burócratas y los compromisos económicos con la Unión Europea (UE).

“La urgencia la marca compromisos que conciernen a todos, no solo al PP (Partido Popular), todos tenemos obligación de que España no pague los platos rotos”, aseveró.

Rajoy acusó al Partido Socialista Obrero Español (PSOE) de bloquear la recuperación económica de España, con su negativa a que él encabece el gobierno, y le pidió que reconozca que le interesan unas nuevas elecciones.

El mandatario en funciones aseguró que repetir una vez más los comicios no va a resolver los compromisos inmediatos y afectará las perspectivas de crecimiento económico y de empleo en el país.

El dirigente del PSOE, Pedro Sánchez, reiteró su determinación a no a votar a Rajoy para un nuevo periodo en el gobierno, al considerar que con su gestión de 2011 a 2015 consistió en desmantelar el Estado de bienestar, encobar los problemas territoriales de España y otros problemas.
Sostuvo que compromisos pendientes como la actualización de las pensiones y el sueldo de los burócratas se pueden resolver con decretos del gobierno interino, por lo que le exhortó a presentarlos en la cámara y ofreció apoyarlos.

El líder del PSOE cerró su intervención con una idea ambigua sobre si va a presentar una candidatura alternativa a la investidura: “Si actuamos todos con atura de miras encontraremos solución”.

El líder de la coalición izquierdista Unidos Podemos, Pablo Iglesias, le reclamó a Sánchez que defina de una vez si quiere o no encabezar una candidatura alternativa: “quizá sea la última vez que puedan encabezar un gobierno decente”.

Señaló a Rajoy que lo que teme de verdad es un gobierno de izquierda con el PSOE al frente y del que Unidos Podemos forme parte: “tarde o temprano nosotros gobernaremos y ustedes estarán en la oposición, y no será el caos”.

El dirigente de Ciudadanos, Albert Rivera, pidió perdón a los españoles “por el fracaso de la cámara” al no poder convencer a los dos viejos partidos políticos, PP y PSOE, de ponerse de acuerdo para la formación de gobierno desde diciembre pasado.

Además, aseguró a Rajoy que tras la fallida investidura que se cerró este viernes, Ciudadanos solo apoyará nuevamente a un candidato del PP si presenta como aspirante viable.

En el resto de participaciones, los grupos nacionalistas e independentistas volvieron a mostrar su negativa a un gobierno del PP, y en el caso de los partidos políticos catalanes destacó su petición a que se respete su deseo de celebrar un referéndum independentista.

La presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, informará el lunes al rey Felipe VI la decisión de la cámara, para fijar la ruta a seguir, ante la fallida investidura.