AP
11 de octubre de 2017 / 10:13 a.m.

ESPECIAL.- El presidente del gobierno español rechazó las ofertas de mediación en la crisis catalana y exigido respeto para la ley española.

Tras agradecer las ofertas, Mariano Rajoy dijo que “no hay mediación posible entre la ley democrática y entre la desobediencia y la ilegalidad”.

Rajoy habló ante el Congreso al día siguiente de que las autoridades catalanas firmaran lo que llamaron una declaración de independencia.

El presidente catalán Carles Puigdemont dijo ante el parlamento regional que seguiría adelante con la secesión, pero que la suspendería durante algunas semanas para facilitar las negociaciones.

En la conclusión de su discurso, Rajoy llamó a los españoles a “poner fin a este desgarro y hacerlo con serenidad, prudencia y objetivo último de recuperar la convivencia”.

ilp