1 de enero de 2015 / 07:22 p.m.

Santo Domingo.- El gobierno dominicano advirtió el jueves que no reconocerá legalmente el primer matrimonio entre personas del mismo género celebrado esta semana en el consulado británico en Santo Domingo, ni ninguna otra boda similar.

"Nuestra legislación no reconoce este tipo de nupcias", explicó Miguel Medina, vocero de la cancillería en un comunicado.

Tras solicitar autorización de la cancillería británica, la embajada del Reino Unido en Santo Domingo celebró la boda el martes. La sede diplomática difundió en su cuenta en Twitter una fotografía de la pareja, sin mostrar sus rostros ni revelar sus nombres. Sólo detalló que se trataba de un ciudadano británico y de un dominicano.

"El matrimonio contraído bajo tal procedimiento no surtirá efecto en la República Dominicana y tampoco podrá ser invocado como tal ante dichas autoridades por los contrayentes", insistió Medina.

Medina confirmó que la embajada británica consultó en 2013 a la cancillería sobre la eventual celebración de bodas entre personas del mismo género en esa sede diplomática.

Detalló que, basado en la convención de Viena sobre relaciones diplomáticas, no existe en República Dominicana ningún obstáculo legal para impedir que un consulado realice bodas entre homosexuales.

Aseguró, sin embargo, que la cancillería informó a la embajada que dichas bodas no tendrán reconocimiento legal en República Dominicana, porque de lo contrario "sería una violación a la constitución".

Medina recordó que la constitución establece que el matrimonio sólo puede realizarse entre un hombre y una mujer.

Ese "matrimonio (homosexual), entre comillas, es una desvergüenza", criticó en declaraciones a periodistas el sacerdote Luis Rosario, coordinador de la pastoral juvenil de la iglesia católica dominicana.

Fidel Lorenzo, presiente del consejo de iglesias evangélicas, advirtió que esa boda "trae maldición a la nación" y consideró que forma parte de una "agenda internacional" de países desarrollados para "afectar nuestra identidad como pueblo y como cristianos".

El 3 de junio del año pasado, entró en vigencia una ley en Reino Unido que permite a sus consulados en 25 países celebrar matrimonios entre personas del mismo sexo.

Los países en donde los consulados del Reino Unido celebrarán matrimonios homosexuales son aquellos en donde los ciudadanos británicos no pueden contraer nupcias con personas de su mismo género debido a la legislación local, pero en donde los gobiernos autorizan a las oficinas consulares extranjeras a celebrarlos.

FOTO: Especial

TEXTO: AP