NOTIMEX
7 de octubre de 2015 / 10:27 a.m.

Río de Janeiro.- El Tribunal Superior Electoral (TSE) anunció la reapertura de una investigación sobre la financiación de la campaña de la presidenta Dilma Rousseff en los comicios de octubre pasado, lo que podría provocar la eventual anulación de su mandato.

En una decisión anunciada anoche, la Justicia Electoral revocó una decisión de febrero del propio Tribunal para archivar una denuncia por las cuentas de la campaña de Rousseff por supuesto uso de fondos procedentes de la corrupción en la petrolera estatal Petrobras.

La denuncia había sido presentada por el opositor Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), perdedor en los comicios presidenciales de octubre.

El TSE aprobó ayer por cinco votos contra dos la reapertura de la investigación de las cuentas de la campaña –una medida inédita de la Justicia Electoral para un presidente en activo-, lo que podría provocar la impugnación del mandato de Rousseff si la Justicia estima que se usó dinero ilícito desviado de Petrobras.

Se trata de un nuevo proceso que podría provocar la anulación del mandato de Rousseff, quien ya enfrenta en el Congreso varios pedidos de impeachment por irregularidades en el manejo de recursos presupuestarios por parte del Ejecutivo.

El Tribunal de Cuentas Brasileño se pronunciará este miércoles acerca de estas irregularidades –fundamentalmente el uso de entidades financieras públicas para los programas sociales-, y si rechaza las cuentas públicas de 2014 ello podría reforzar la posición de los partidos que piden en el Congreso el impeachment contra la presidenta.

Para prosperar, el impeachment debe ser aprobado por dos tercios de los 513 diputados del Congreso brasileño, lo que supone al menos el apoyo de 340 diputados.