AP
1 de enero de 2016 / 09:44 a.m.

Berlín. — Las estaciones de tren de Munich reabrieron sus puertas el viernes y lo trenes volvieron a circular el día de Año Nuevo, aunque se mantiene el nivel de alerta ante la posibilidad de que extremistas del grupo radical Estado Islámico cometan ataques suicidas.

"La información sobre un inminente ataque terrorista a medianoche era bastante concreta", dijo la portavoz de la policía Elisabeth Matzinger  el viernes. "Aunque no ocurrió nada, nuestra alerta por terrorismo sigue en vigor".

Poco antes del cambio de año, la policía de Munich evacuó la principal estación de tren de la ciudad y otra en el barrio de Pasing. Se pidió a la gente que evitara las grandes multitudes.

Amenaza terrorista en Munich
Las autoridades llevaban a cabo intensas investigaciones el viernes,  aunque hasta el momento no se han practicado detenciones. | REUTERS

En una conferencia de prensa el viernes, el ministro de Interior de Baviera, Joachim Herrmann, dijo que un servicio de inteligencia amigo había advertido a Alemania de un inminente ataque terrorista en el que entre cinco y siete suicidas tendrían previsto inmolarse en distintos puntos de Munich, incluyendo las dos estaciones de tren.

Las autoridades llevaban a cabo intensas investigaciones el viernes, apuntó Herrmann, aunque hasta el momento no se han practicado detenciones. El funcionario dijo que había recibido datos personales sobre algunos de los presuntos radicales, pero se sigue investigando y verificando la información. No ofreció más detalles sobre los posibles asaltantes.

Herrmann pidió a los residentes de Munich que sean cautos, pero al mismo tiempo señaló que no dejen que el aviso interfiera con su vida cotidiana.

Más de 500 policías y oficiales de las unidades especiales del sur de la región de Baviera fueron llamados a Munich a última hora del jueves para ayudar a evacuar y asegurar las estaciones. El viernes a mediodía, casi 100 agentes extra seguían en la ciudad.

Herrmann pidió además a los habitantes de Munich que comprendan que la policía realizará más controles de identidad de lo habitual.
El ministro alemán del Interior, Thomas de Maiziere, dio las gracias a todas las autoridades implicadas por sus acciones "meditadas, consideradas y decisivas" durante la noche de Fin de Año.

"La situación en Europa y Alemania sigue siendo grave en el nuevo año", dijo de Maiziere. "De hecho, ayer recibimos indicios (de un presunto ataque), que fueron evaluados por las autoridades de inteligencia bávaras y la policía federal".

De Maiziere prometió que las fuerzas de seguridad alemanias seguirán analizando la situación a fondo en el futuro para actuar en consecuencia.

A pesar de las advertencias de la policía para evitar las grandes aglomeraciones de personas, miles de personas salieron a las calles de Munich a medianoche para recibir el año nuevo con fuegos artificiales.

Ciudades de toda Europa están en alerta desde los ataques que dejaron 130 muertos en París el pasado noviembre.