9 de julio de 2013 / 07:30 p.m.

Ciudad de México  • Por vez primera y de manera pública, el Poder Judicial de la Federación (PJF) cuestionó su proceso de selección de jueces, el cual reconoció está rebasado y dijo que es necesario pedir al legislativo modifique el sistema de concursos establecido.

Luego de años de impugnaciones y cuestionamientos, el consejero Juan Carlos Cruz Razo expresó ante los Plenos de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y del Consejo de la Judicatura Federal (CJF) que son del dominio público los constantes conflictos que se suscitan por la elaboración de estos exámenes y las resoluciones que en ellos se producen.

Durante la sesión solemne que se realizó en la Corte para tomar protesta a dos magistrados de circuito y 71 jueces federales, el consejero manifestó lo siguiente:

“Fuera de la discusión particular sobre temas específicos de los concursos, lo cierto es que ya es una apreciación generalizada, que el sistema que fijó el legislador en la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación ha sido rebasado con mucho.

“El sistema, como tal, es criticable desde muchas ópticas, porque si bien permite conocer el nivel de conocimiento de un participante no permite en cambio conocer a fondo el lado de la formación humanística, ética y de todos aquellos elementos que son fundamentales para el ejercicio de la función jurisdiccional.

Comentó que la experiencia acumulada de 18 años de existencia del Consejo de la Judicatura Federal y todos los cuestionamientos que se tienen del sistema de concursos, los lleva a considerar con mucha seriedad sobre la pertinencia de solicitar al legislador que modifique el sistema de concursos establecido, “para transitar a un modelo que aparte de una sólida formación académica y de conocimientos técnicos, provea también de la fortaleza de la formación ética y del conocimiento humanístico de las personas”.

Por su parte, la ministra Olga Sánchez Cordero exhortó a los nuevos juzgadores federales a frenar los poderes fácticos para que la Constitución no se reduzca a letra muerta.

Indicó que ante el nuevo paradigma constitucional en materia de derechos humanos y amparo que vive el país, se necesitan juzgadores de vanguardia, como “artesanos del derecho”.

Rubén Mosso