NOTIMEX
11 de diciembre de 2016 / 01:05 p.m.

ANKARA.- El grupo Halcones de la Libertad del Kurdistán (TAK), escindido del proscripto Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), se responsabilizó hoy del doble atentado de anoche en la ciudad turca de Estambul, que dejó 38 muertos y 150 heridos.

En una declaración en su página en Internet, el TAK afirmó que los ataques son en venganza al encarcelamiento del líder del PKK, Abdullah Öcalan, y las operaciones militares turcas que se llevan a cabo en el sureste de Turquía.

“Mientras prosigan nadie debe esperar tener una vida tranquila en Turquía", advirtió la organización rebelde, en momentos en que el presidente turco Recep Tayyip Erdogan convocó a una reunión de alto nivel de seguridad, tras el ataque terrorista ocurrido la víspera.

Un coche bomba explotó la noche del sábado en el estadio de Estabul dos horas después del final de la Liga de Futbol turca entre los equipos de Besiktas y Bursaspor.

Una segunda detonación ocurrió minuto después en el Parque en Macka de Estambul, donde un atacante suicida se inmoló cerca de varios elementos de las fuerzas de seguridad, que de acuerdo con el Ministerio del Interior, eran el blanco del ataque.

En su breve declaración el grupo rebelde kurdo afirmó que las explosiones fueron perpetradas por dos de sus combatientes en “una acción de sacrificio” y que el objetivo no era la población turca sino las fuerzas de seguridad.

De acuerdo con el más reciente balance oficial, los ataques terroristas provocaron la muerte de al menos 38 personas, 30 de ellos policías antidisturbios y siete civiles, mientras que un cuerpo más aún no ha sido identificado, y más de 150 heridos.

En declaraciones a la prensa previas a la reunión de seguridad, el presidente turco afirmó que los autores del doble atentado en Estambul pagarán "un precio más alto" por la muerte de las 38 víctimas que no quedaría impune y recalcó su "determinación en la lucha contra el terrorismo".

"Nadie debe tener dudas acerca de nuestra lucha contra el terrorismo", destacó Erdogan a los reporteros a su salida de un hospital en Estambul donde visitó a algunos de los heridos en el doble atentado, según un reporte de la agencia de noticias Anadolu.

El primer ministro turco, Binali Yildirim, quien también visitó a los heridos en otro hospital, dijo, por su parte, que el ataque en Estambul fortalecería la perseverancia de Turquía para erradicar al terrorismo.

"Esta nación tiene la voluntad y el poder para librar el país del PKK y todos los demás grupos terroristas", dijo Yildirim, tras afirmar que era "muy probablemente" que los rebeldes kurdos llevaron a cabo el ataque, que estaba "dirigida a nuestra unidad, solidaridad y fraternidad".